Además solicitan recursos para trabajar desde sus hogares y la reglamentación del sistema de teletrabajo, además de elementos de bioseguridad e higiene

 

El personal de la Subsecretaría de Protección Integral de los Derechos de la Niñez, Adolescencia y Juventud del partido bonaerense de Moreno denunció en asamblea general la aplicación por parte de las autoridades municipales de medidas de “avasallamiento de derechos y recortes salariales”, informó hoy.

“Las autoridades comunales decidieron de forma unilateral recortar los salarios sin notificación alguna a los trabajadores, por lo que sufrirán descuentos de compensaciones enmarcadas en acuerdos previos y aplicados en el contexto de la pandemia de coronavirus. El gobierno distrital argumenta la no asistencia al espacio laboral de los empleados afectados por las medidas”, señaló la asamblea de trabajadores en un comunicado.

Asimismo, el personal de la Subsecretaría reseñó que desde el 20 de marzo último, el decreto 297/20 prevé el aislamiento social, obligatorio y preventivo, y expresó que la administración pública “debe cumplir funciones remotas y presenciales en condiciones de guardias mínimas para evitar la circulación de la mayor cantidad de personas”.

También afirmaron que varios trabajadores de la Niñez, Adolescencia y Juventud “continúan prestando servicios presenciales, sin decreto municipal que haya declarado esencial la tarea, y que tampoco acepta los mecanismos virtuales”.

“La decisión municipal arriesga de manera grave la vida de todos y hace caso omiso a las disposiciones nacionales. Esas acciones también perjudican a la población de Moreno, porque vulnerar los derechos de los trabajadores significa vulnerar los derechos de niños, jóvenes y familias del distrito”, puntualizaron.

En ese contexto, recordaron que el personal “continúa realizando sus funciones remotas con recursos propios y sin provisión de elementos para cumplirlas ni lineamientos de cómo hacerlas, y hace horarios extendidos que afectan la cotidianidad familiar, no obstante lo cual se elaboraron los informes sobre las actuaciones de cada equipo y los registros informáticos sobre el trabajo en el período de aislamiento”.

Los trabajadores denunciaron “la precarización laboral” a partir de contratos de locación “no firmados” y el “no pago de salarios, adeudados desde febrero”.

“Tampoco se renuevan contratos ni se pagan becas adeudadas, cuyo último cobro fue en diciembre. Los monotributistas y personal con esas becas realizan tareas de acompañamiento de situaciones complejas de familias, niños, embarazadas adolescentes y jóvenes de todo Moreno”, indicó el documento.

Los empleados del sector denunciaron que a “la quita de la productividad, se suma la reducción de la actividad crítica a quienes no son profesionales, en tanto otros empleados tienen contratos de locación y continúan cumpliendo funciones sin ningún tipo de respaldo en plena vía pública”, puntualizó el documento gremial.

Por último, el personal exigió a la comuna recursos para trabajar desde sus hogares y la reglamentación del sistema de teletrabajo, además de los elementos de bioseguridad e higiene para quienes cumplen tareas en la calle.