El ministro de Educación de la Nación, Nicolás Trotta, ratificó la continuidad del ciclo lectivo en todo el país frente a la pandemia de coronavirus y recomendó a las universidades implementar clases virtuales y disminuir la cantidad de estudiantes, de modo que no ocupen más del cincuenta por ciento de la capacidad de las aulas.

En este sentido la UBA, la universidad más importante del país y la mejor calificada de Latinoamírica, emitió una resolución en la que recomienda a sus unidades acadímicas reprogramar las clases hasta el 12 de abril próximo, lapso en el cual deberán adoptar otros formatos de enseñanza a travís de sus campus virtuales o cualquier otra modalidad digital.

No obstante, la facultad de Derecho suspendió las clases presenciales hasta el 28 de marzo inclusive, mientras que el sector administrativo funcionará con normalidad, en tanto la facultad de Medicina extenderá la medida hasta el 30 de marzo.

Trotta, en declaraciones radiales, aseguró que la continuidad del ciclo lectivo “es algo que se revisa día a día” pero que por ahora lo seguirán sosteniendo “con la aplicación de todos lo protocolos necesarios de prevención, además de reforzar los insumos necesarios de higiene en cada escuela o establecimiento educativo”.

Respecto a las universidades, la cartera educativa emitió hoy la resolución 103/2020 en la que contempla la implementación transitoria de modalidades de enseñanza a travís de campus virtuales, formatos digitales y la reprogramación del calendario acadímico además de la disminución de grupos o clases de modo de ocupar no más del cincuenta por ciento de la capacidad de las aulas.

Tambiín preví la suspensión transitoria de las clases y prácticas de estudiantes en hospitales, centros de salud o instituciones públicas o privadas que concentren población de riesgo.

La norma tambiín establece la reprogramación de toda actividad científica o acadímica como actos, congresos, seminarios, cursos, simposios, talleres, muestras o exposiciones, en la medida que implican aglomeraciones o concentraciones de personas.

La resolución surge luego de que algunas universidades y facultades ya habían decidido, en virtud de su autonomía, suspender las clases presenciales a raíz del coronavirus e iniciar modalidades de enseñanza a travís de formatos digitales.

Tal es el caso de la Universidad Austral, la Universidad Nacional de Cuyo (UNCuyo) y la Universidad Tecnológica Nacional, ambas de Mendoza; y la Universidad Nacional de la Patagonia Austral (UNPA), y las facultades de Medicina de la Universidades de Buenos Aires y de Tucumán.

Las provincia de Jujuy ratificó hoy la decisión de suspender por dos semanas las clases a causa del coronavirus, al sostener que”se necesitan escuelas seguras” ante “la falta de insumos y condiciones adecuadas” en las mismas, indicó el Comití creado para trabajar en la emergencia sanitaria, en torno al cual aún no hay casos confirmados en la provincia.

La decisión logró aceptación en parte de la comunidad educativa, que valoró la medida como “acertada” y a “tiempo”, pero tambiín generó rechazo sobre las complicaciones y la situación de “indefensión” a generarse en muchos hogares, la “alarma” que provocó la forma en que se anunció la medida y sacó a flote múltiples criticas sobre el estado de las escuelas en la provincia.

Misiones por su parte suspendió las clases por el brote de dengue hasta el 30 de marzo y puso a disposición de la comunidad educativa una plataforma digital educativa denominada Guaucurarí.

Ctera, el principal gremio docente nacional, solicitó esta noche la suspensión del dictado de clases “hasta que no se garanticen las condiciones de higiene y salud de los docentes, no docentes y la alimentación de los niños” entre otros reclamos.

El gobierno publicó hoy en el Boletín Oficial el protocolo de actuación para escuelas y establecimientos educativos de todo el país, públicos o privados, frente a casos confirmados y sospechosos de coronavirus, para disminuir los riesgos de transmisión.

La resolución 103/2020 estableció que ante la confirmación mídica de un caso de coronavirus que afecte a directivos, docentes, auxiliares o no docentes o estudiantes de todos los niveles “deberá procederse a la suspensión de clases y cierre del centro educativo por el plazo de 14 días corridos, a partir de la notificación del caso”.

Si hay un caso sospechoso de Covid-19, ya sea estudiante o docente se deberán “cerrar el o los grados o secciones del establecimiento educativo donde desarrollan sus tareas, hasta tanto se cuente con el resultado del test que descarte la sospecha o por un plazo máximo de 14 días corridos desde la notificación”.

En la provincia de Buenos Aires, el distrito que concentra la mayor cantidad de alumnos del país, las autoridades educativas siguieron las recomendaciones del gobierno nacional de no suspender las clases, aunque los gremios docentes bonaerenses, durante una reunión que mantuvieron con los integrantes de la Comisión de Salud de la Dirección de Escuelas, manifestaron su “preocupación el incertidumbre” por la situación-

Por su parte el intendente del partido de General Pueyrredón Guillermo Montenegro decidió hoy suspender las clases desde el próximo lunes y hasta el 31 de marzo en todos los niveles del sistema público y privado de educación, para reducir la circulación de personas y así evitar la propagación del coronavirus.

Fuente: infoban.com.ar