El titular del Banco de Inversión y Comercio Exterior (BICE), José de Mendiguren, aseguró que “el objetivo es estabilizar las variables económicas” porque el país está en una situación “compleja”, mientras sostuvo que no está de acuerdo con el impuesto a las grandes fortunas.

“La economía argentina viene con una debilidad hace tiempo”, evaluó y analizó que “además de la situación internacional, el país hace cuatro años que no crece”.

De ese modo, subrayó: “Estamos en una situación compleja” y reconoció que “estabilizar las variables es lo que está costando”.

“El objetivo es estabilizar las variables económicas”, indicó el también empresario. .

En declaraciones radiales, de Mendiguren señaló que “el problema financiero global es el que se está planteando” respecto de “qué pasará después de la crisis”.

Además, con relación al proyecto que crea un aporte extraordinario a las Grandes Fortunas, remarcó que se deberían buscar “otros caminos”.

Al referirse a la iniciativa que, tras reiteradas dilaciones y con el impulso de Máximo Kirchner se tratará en la Cámara de Diputados el martes en una sesión especial, afirmó estar de acuerdo en que la “solidaridad se le pide a los que más tienen”.

Así, aseguró que se debe “hacer una contribución”, pero analizar “de qué forma” se lleva a cabo, por lo que apuntó: “No comparto gravar los mismos bienes afectados a la producción”.

“A los instrumentos productivos de la Argentina todos los necesitamos para exportar más”, enfatizó.

“Para la Argentina va a ser fundamental el financiamiento a través de los fondos que los argentinos tienen fuera del sistema”, destacó.

Respecto del dólar, resaltó que “hoy la Argentina tiene un tipo de cambio que está 13 por ciento por encima de los últimos diez años”.

Sobre la persistente demanda para dolarizar carteras en medio de la crisis sanitario, reconoció que “la gente acude a lo que históricamente pudo resguardar” el poder adquisitivo.