Trabajadores de la empresa recuperada Madygraf cortaron Colectora Panamericana Km. 36,7. Escobar (cerca de Henry Ford y Panamericana) en solidaridad con las familias que ocuparon terrenos en Guernica y contra del desalojo en general de las tierras y fábricas ocupadas.

También exigirán un salario mínimo vital y móvil igual a la canasta básica que está en 74 mil pesos, que no se remate de Cerámica Neuquén y que el Estado brinde trabajo para las fábricas recuperadas.

La convocatoria fue votada en una asamblea realizada en la cooperativa.

Germán, uno de los trabajadores que manifestaron indicó que “estamos peleando en contra del desalojo en Guernica y de Cerámica Neuquén. Si hay plata para pagarle 1650 millones de dólares al FMI tiene que haber plata para vivienda y las fábricas recuperadas, en momentos que crecen la desocupación y los niveles de pobreza”.

El obrero también indicó que “estamos exigiendo que en las licitaciones de trabajos de gráfica el 30 por ciento sea para las cooperativas como mínimo. El gobierno tiene un pacto con Clarín que se lleva más de 500 millones mensuales. Y pedimos un sistema de tarifas que permita la subsistencia de las fábricas recuperadas y la condonación de las deudas”.

En tanto Jorge Medina, otro trabajador de la ex Donnelly manifestó que “nos encontramos en una situación muy difícil para los trabajadores y el pueblo.La perspectiva que muestran es devaluar aún más, que suba la carestía de la vida”.

Por ese motivo las consignas reclamadas también incluyeron “IFE para todos los que la necesiten acorde a lo que necesita una familia para vivir, acceso a la tierra y vivienda digna para las familias trabajadoras, la baja de tarifas de servicios esenciales y la condonación de las deudas a todas las recuperadas del país y ATP para las empresas recuperadas, siendo el mismo compatible con cualquier otro subsidio nacional, provincial o municipal”.