Cerca de un millón y medio de viviendas de alta valuación fiscal de la provincia de Buenos Aires (el 20% de las 7 millones de partidas registradas en territorio bonaerense) sufrirían un aumento del 30% en las cuotas anuales del impuesto inmobiliario a partir del año próximo.

Para el resto de las propiedades, el aumento oscilaría entre 40 y 60 pesos anuales. Esta es una de las opciones que se estudian en el Ministerio de Economía provincial, y significaría que el fisco provincial recibiría una recaudación extra de $ 370 millones el año próximo.

“Estamos avanzando en un borrador que lógicamente incluirá un aumento en el impuesto inmobiliario. Como siempre, se tratará de que los aumentos sean más altos para los que más ganan y no afecten tanto a los que menos tienen”, dijo a LA NACION un vocero del gobierno provincial que encabeza Daniel Scioli.

El incremento en el impuesto inmobiliario es parte de los ajustes que pretende realizar el gobierno bonaerense para recaudar más y reducir el díficit fiscal de $ 5000 millones estimados para 2011. Por eso se incluyó este impuesto en el primer borrador del proyecto del presupuesto 2011 y de la ley impositiva.

Los borradores de estos dos proyectos, que son celosamente guardados en el Ministerio de Economía bonaerense, serán enviados despuís del 20 del actual para su tratamiento en la Legislatura bonaerense.

Desde la cartera de Hacienda precisaron que en el caso del impuesto inmobiliario urbano los aumentos correrán tanto para el edificado como para el baldío, tambiín sin alterar las valuaciones ni las alícuotas. Con esto se pretende que paguen más las propiedades de mayor valor, conservando las exenciones vigentes para las de menor precio fiscal. Según las fuentes consultadas, el esquema más probable sería modificar el tope del 20% al incremento calculado sobre las valuaciones de 2005, que hasta ahora no han impactado en todo su potencial. De esa manera, sin modificar la valuación, sí aumentará el tributo para las propiedades de mayor valor.

El aumento de los impuestos bonaerenses alcanzaría tambiín al inmobiliario rural. Ese gravamen y sus exenciones tributarias fueron puestos bajo la lupa en las últimas horas, lo que generó la inmediata reacción de los sectores del campo y de la oposición.

Funcionarios de la administración bonaerense explicaron a LA NACION que se estudia modificar y restringir el año próximo el esquema por el cual se eximió del pago del impuesto inmobiliario rural a 12 distritos del Sudoeste provincial afectados por una dura sequía. Por esta vía la provincia recaudaría unos $ 170 millones adicionales al año.

Además de este incremento, las fuentes del Ministerio de Economía bonaerense dijeron que se producirán cambios en el gravamen a los sellos. Aunque en un principio trascendió que con esta recaudación extra se llegaría a unos 900 millones de pesos, los voceros del gobierno de Scioli consultados por LA NACION no quisieron dar detalles de cómo se realizará este aumento.

En tanto, no habría modificaciones en el impuesto a los ingresos brutos.

Rechazo opositor

El diputado provincial y director de la Federación Agraria Argentina, Jorge Solmi (Unión Pro), rechazó el posible incremento al impuesto inmobiliario rural.

“No estamos de acuerdo con un revalúo; el gobernador Scioli está insaciable. No respetó el acuerdo que tenía con el campo (de reunirse antes de modificar los impuestos rurales), y además debería revisar la forma que tiene el campo para pagar sus impuestos, ya que tiene que tener en cuenta la capacidad productiva y no gravar a los medios de producción por su valor venal”, dijo a LA NACION el legislador de Pergamino.

Por su parte, el presidente de la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (Carbap), Alberto Frola, advirtió que mañana se reunirá con funcionarios bonaerenses para manifestarles su disconformidad con el incremento. “Nosotros no queremos un revalúo. Nos oponemos”, dijo el ruralista en declaraciones radiales.

Consultado por LA NACION, un vocero del gobernador Scioli fue contundente en su negativa al revalúo para el tributo inmobiliario rural: “No vamos a realizar ningún revalúo del impuesto inmobiliario rural. No sí por quí se anticipan a lanzar opiniones o brindar cualquier tipo de declaraciones si el proyecto aún no fue girado a la Legislatura bonaerense”. En realidad, no habrá un revalúo sino la eliminación de las exenciones.

CLAVES DEL PROYECTO

Alcance: a algo menos de dos millones de propiedades ubicadas en territorio bonaerense (el 20% de las partidas) se le encarecería un 30% el impuesto inmobiliario en 2011.

Suba: para el resto de las propiedades urbanas, la cuota anual se encarecería sólo entre 40 y 60 pesos.

Recaudación: si se aprueban los cambios, el gobierno de Daniel Scioli recaudaría por esta vía unos $ 370 millones extras el año próximo.

Rural: además del inmobiliario urbano, el proyecto de presupuesto propone eliminar las exenciones al impuesto inmobiliario rural, que beneficiaron a varias regiones por la sequía. Esto significaría una recaudación adicional de $ 170 millones en el año.
Otros cambios: tambiín aumentaría el impuesto a los sellos.

Fuente: infoban.com.ar