Cuatro delincuentes, dos de ellos con un sofisticado armamento, asaltaron un supermercado de dueños chinos de la localidad bonaerense de Santos Lugares y en la huida dispararon contra la policía hasta que lograron refugiarse en un asentamiento del partido de San Martín y dejar abandonada la camioneta que tripulaban, informaron hoy fuentes policiales.

El hecho ocurrió ayer cerca de las 14.30 en el supermercado Super Lía”, situado en Marco Polo y Lisandro de la Torre, donde irrumpieron cuatro asaltantes fuertemente armados que amenazaron al dueño del comercio y a los clientes.

Si bien en las imágenes de las cámaras de seguridad del local se ve que dos ladrones llevaban armas similares a ametralladoras, fuentes policiales explicaron a Télam que en realidad portaban un “Kit Roni”, que es un complemento donde se coloca la pistola 9 milímetros y le da una apariencia de subfusil con una empuñadura, un culatín, mira, linterna y un espacio para un segundo cargador.

Los asaltantes se apoderaron de unos 5.000 pesos de una de las cajas, de algunas pertenencias de las personas que se hallaban en el comercio e, incluso, de algunos cortes de asado y vacío de la carnicería, tras lo cual abordaron una camioneta Volkswagen Tiguan y escaparon.

Un empleado del local alertó al 911 y varios móviles del Comando de Patrulla de Tres de Febrero comenzaron a perseguir a los asaltantes.

En la huida, los delincuentes sacaron sus armas por las ventanillas y realizaron algunos disparos contra la policía mientras se dirigían rumbo al partido de San Martín.

Al llegar al cruce de las calles Vidal y Frondizi, del asentamiento “La Tranquila”, en ese partido bonaerense, los asaltantes dejaron abandonado el rodado y escaparon a pie.

Por orden judicial, la camioneta fue preservada para que los peritos levantaran rastros que puedan permitir la identificación de los delincuentes, aún prófugos.

El dueño del supermercado asaltado, un joven de 26 años y de nacionalidad china, declaró a los policías que los ladrones le sustrajeron una computadora, cerca de 5.000 pesos en efectivo, un teléfono celular marca Samsung, además de elementos personales a los clientes que se hallaban en el comercio.

La investigación se encuentra a cargo personal de la comisaría de Santos Lugares y del titular de la UFI 10 de San Martín, José Miguel Guozden.