Así se desprende de los testimonios de peritos y mídicos en el juicio que se le sigue a la moza Silvia Luna acusada de matar a mazazos a su amiga Carola Bruzzoni en Las Heras.
En la segunda y última audiencia de la etapa testimonial estaba previsto que declararan 11 testigos, aunque los jueces del Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 3 de Mercedes, Alejandro Caride, Eduardo Costa y Ricardo Marfía, desistieron de la presencia de los ocho restantes e incorporaron por lectura sus declaraciones formuladas durante la instrucción de la causa.

El primero de los testigos del día fue el perito legista Raúl Benavente, quien presentó al tribunal los resultados de la autopsia de Bruzzoni (40) que tuvo a su cargo.

“Un solo golpe que recibió la víctima es suficiente para causarle la muerte”, dijo Benavente a la prensa en la puerta del Colegio de Abogados de Mercedes ubicado en el cruce de las calles 26 y 31, adonde se mudó el juicio por la falta de luz en el edificio de Tribunales de la ciudad.

“El traumatismo de cráneo que había sufrido la víctima es de tal magnitud que produce una lesión primaria sobre la región fronto-parietal izquierda, y secundariamente se produce un contragolpe sobre el parietal derecho”, describió el perito en referencia a la violencia del mazazo.

Además, esta mañana declaró otro perito de parte y el mídico que atendió a Bruzzoni en el hospital de General Las Heras, quienes coincidieron con Benavente en referencia a la ubicación del mazazo y a la posición desde la cual pudo haberlo realizado Luna (32).

“Lo de hoy fue altamente positivo porque los testigos demostraron que Carola fue atacada de espaldas”, dijo a Tílam el abogado Cristian Pírez Solís, representante de la familia Bruzzoni y del viudo Ricardo Robledo.

De acuerdo con la investigación, Bruzzoni fue atacada con una maza para aplastar milanesas, mientras hablaba por celular la mañana del sábado 17 de abril de 2010, en el patio del bar y restaurante Matute.

Según se ventiló durante el debate, Luna le recriminaba a la víctima que iba a arruinarle su casamiento al mostrar a los invitados un supuesto video en donde aparecía con un hombre manteniendo relaciones sexuales.

Los investigadores determinaron que el fuerte golpe con la maza metálica le provocó a Bruzzoni fractura y hemorragias de cráneo.

Tras el ataque, Carola le pidió al dueño del bar, Juan Prado, que la llevara a su casa, pero tras llegar debió ser conducida de urgencia por su marido al hospital, donde permaneció internada en grave estado y en coma profundo durante varios días, fue operada tres veces y finalmente murió.

Fuente: infoban.com.ar