Se trata de la reforma de la justicia que está redactando el gobierno de Daniel Scioli, que fue reivindicada por el ministro de Justicia bonaerense, Ricardo Casal, que se mostró de acuerdo con la propuesta de a poner plazo concreto de dictado de sentencia y de establecer sanciones en caso de incumplimiento.
En un reportaje en el diario “Hoy” de La Plata, Casal tambiín criticó a los jueces que les “falta responsabilidad laboral” y dijo que por ese motivo la sociedad percibe que “no trabajan”, pero eso “no es tan cierto. Pero cuando uno crea ese mito urbano se transforma en una verdad”.
Sobre la reforma que impulsa el Gobierno bonaerense “la consideramos en dos partes. La reforma del Tribunal de Casación y despuís del Código Procesal Penal. Hemos terminado un borrador y estamos en una rueda rápida para que en pocos días lo enviemos a la Legislatura”.
“Es una reforma esperada, para todos los justiciables, que requiere tener un remedio urgente a la demora de la cantidad de causas que están pendientes de resolución y tambiín ordenar una distribución más equitativa del trabajo en la Justicia”, añadió Casal.
Recordó que la reforma del Tribunal de Casación “pone un plazo concreto de dictado de sentencia. Y habrá sanciones con las leyes vigentes en caso de incumplimiento”.
El ministro aseguró que una de las causas por las que Casación terminó “colapsado” fue un fallo de la Corte Suprema de Justicia de la Nación que fijó como criterio revisar tambiín las cuestiones de hecho, además de las de derecho.
“Por otro lado, creo que la productividad de Casación no ha estado a la altura de las circunstancias”, añadió Casal. Respecto de la demora en que las causas lleguen a juicio oral, el ministro propuso que “hay que ver bien la productividad. Hay que tener una agenda común de juicios, que los debates se fijen y no se suspendan. No veo como una neceisdad de reforma para acortar la brecha de tiempo, sino de productividad”.

Fuente: infoban.com.ar