La policía detuvo a un argentino, un brasileño y nueve chinos acusados de integrar una banda que amenazaba a comerciantes de origen chino como resultado de unos 20 allanamientos.

Once personas fueron detenidas acusadas de haber integrado una banda de la denominada “mafia china” que extorsionaba a supermercadistas de ese país, en el conurbano bonaerense, informaron fuentes policiales.

La Policía Federal Argentina (PFA) realizó 20 allanamientos en las localidades de Hurlingham, Haedo, Villa Trujui, Villa Udaondo, San Miguel, Ituzaingó, Loma Hermosa y Capital Federal por orden de la jueza de garantías 6 de Morón, Lucía Casabayo.

La investigación comenzó a raíz de numerosas extorsiones a propietarios de supermercados para que puedan iniciar su actividad comercial.

Los efectivos de la PFA realizaron tareas de inteligencia durante más de un año y establecieron que los miembros de la organización dejaban en los locales misivas extorsivas y amenazas.

Según lo informado, el objetivo era exigir una suma de dinero a cambio de no sufrir represalias y demostrar que los comercios “colaboradores” funcionaban bajo la protección de lo que se conoce como “mafia china”.

La PFA comprobó que esos supermercados que tenían una denominación particular en su marquesina tenían protección de la organización y por ende no sufrían extorsiones.

Además, los pesquisas determinaron que uno de los sospechosos era miembro de la Cámara de Empresarios y Comerciantes Chinos de la Provincia de Buenos Aires y mantenía contacto con un ex jefe de la mafia denominada “Pixiu”, desbaratada en 2016.

De esta manera, la Policía realizó los operativos y detuvo a un argentino, un brasileño y nueve chinos, todos mayores de edad, acusados de integrar esta nueva banda.

La PFA secuestró tres pistolas, un revólver, una escopeta, municiones, 1.000.000 de pesos en efectivo, 2.000 dólares, 54 telífonos celulares, carteles utilizados en la marquesina de los supermercados para las extorsiones y amenazas impresas en papel.

Los detenidos quedaron imputados por “asociación ilícita, amenazas coactivas, extorsiones reiteradas, averiguación de lavado de dinero, lesiones y daño”.

Fuente: infoban.com.ar