Ya se acercan las elecciones, y entre acusaciones y denuncias, los candidatos agudizan los sentidos para convocar a los votantes a apoyar sus listas de candidatos. Algunos a favor de ellos, otros…Acusaciones contra los que fueran sus ex socios políticos. Denuncias de manejos espúreos de fondos públicos. Campañas multimillonarias para un intendente que ni siquiera tiene partido político de donde recibir supuestamente los fondos. Actos vacios en lugares que años atrás quedarían chicos a fuerzas minoritarias, y la necesidad de lograr sacar del escepticismo y el desinterís al electorado, motivaron la reaparición de hombres sándwich en las avenidas, quizá hartos de enriquecer a papaleras e imprentas, que, indefectiblemente son colapsadas por la voracidad de cada uno de los distintos oficialismos de acaparar cada centímetro legal o ilegal para hacer sus pegatinas.

Una campaña sin propuestas, sin candidatos nuevos que logren movilizar a los vecinos… a menos que se los incentive con algún que otro premio.

Desde el canal -cuyo directorio integra el empresario y candidato a diputado otrora menemistra, hoy duhaldista- se lanzó una fuerte campaña por la entrega de muebles y artículos del hogar a barrios carenciados a travís de Acción Social, cuya cabeza visible es la propia hermana del actual presidente, Alicia Kirchner.

El ingenio popular, o quizá como muestran las encuestas la imagen negativa superior al 70% de Duhalde, no hizo esperar la respuesta: una respuesta que ilustra esta nota, y que nos exime de cualquier comentario. Agradecemos a nuetros lectores esta ingeniosa colaboración, que compartimos ahora con ustedes.

Fuente: infoban.com.ar