La Justicia en lo contencioso administrativo de San Isidro autorizó esta mañana la apertura de las cajas de seguridad de tres contribuyentes que mantienen deudas impositivas con el Fisco provincial.Desde la provincia, informaron que la medida -dispuesta por el juez Josí Servín- surge de tres juicios de apremio a tres contribuyentes que adeudan el pago de Ingresos Brutos por un monto total de casi 80 mil pesos.
En su resolución el juez dispuso que “siendo que el patrimonio es la prenda común de los acreedores, decrítase el embargo preventivo de los bienes contenidos en la caja de seguridad, limitando la traba a aquellos bienes necesarios para cubrir lo reclamado y lo presupuestado para intereses y costas, no pudiendo recaer la medida sobre bienes inembargables”.
Según se explicó, los tres contribuyentes habían accedido a planes de pago que dejaron de abonar, iniciándoles juicio en abril último.
Uno de los contribuyentes está inscripto en la actividad “Servicios de Contabilidad” y la deuda ejecutada asciende a 53.696 pesos.
Ese deudor es titular de cuatro inmuebles, cuya valuación fiscal total asciende a 240.543 pesos, y mantiene además deuda con el fisco provincial por el Inmobiliario por 12.598 pesos, de los cuales 9.425 pesos ya se están reclamando en otro juicio de apremio.
Ese contribuyente ens propietario de tres automotores y una embarcación deportiva, con una valuación fiscal de esos bienes de 37.200 pesos y por los cuales tiene una deuda impositiva de 5.884 pesos.
Tambiín se dispuso la apertura de la caja de seguridad de un contribuyente inscripto en la actividad “Servicios de diagnósticos brindados por laboratorios de análisis clínicos” y el monto reclamado asciende a 7.079 pesos.
Se informó que este contribuyente es titular de siete inmuebles y dos autos por una valuación total de 510.088 pesos.

Fuente: infoban.com.ar