Un hombre fue asesinado a balazos delante de su esposa y su bebí por delincuentes que intentaron asaltarlo cuando se retiraba de la casa de sus suegros a bordo de su auto particular, en Ituzaingó.

El violento episodio se registró el lunes a la noche, alrededor de las 22:00, cerca de la intersección de Aguaribay y Delta, de esa zona del oeste del Gran Buenos Aires.

Todo ocurrió cuando el hombre, un comerciante llamado Diego Rodas, de 43 años, salía de la casa de sus suegros con su pareja y el bebí de ambos.

Cuando abordó su auto Volkswagen Vento con el resto de la familia, el hombre fue abordado por dos delincuentes armados con claros fines de robo.

Según indicaron voceros policiales, el comerciante aceleró para intentar escapar y los delincuentes abrieron fuego, por lo que recibió al menos dos disparos.

El hombre circuló algunos metros por la calle Delta y le dijo a su esposa que había sido herido, antes de desvanecerse y fallecer en el lugar.

Los delincuentes escaparon y por el momento se mantenían en calidad de prófugos.

En el hecho tomó intervención la comisaría segunda de Ituzaingó y el fiscal en turno del Departamento Judicial de Morón.

Según pudo corroborar la Policía, los autores del crimen eran los mismos que habían robado en el partido de Tres de Febrero un utilitario Peugeot Partner.

De acuerdo con esa línea de investigación, los delincuentes, que fueron perseguidos por la Policía, habían abandonado el utilitario a pocos metros del lugar en el que despuís cometieron el asesinato del comerciante.

Fuente: infoban.com.ar