El jefe comunal tuvo su gran fiesta de cumpleaños en el pabellón Darwin junto a su círculo cercano y cientos de invitados.

“Con todas las personas que me encontrí tenemos una visión de conjunto por una sociedad mejor. Llegar a los 50 años con salud, con amigos y en familia, es muy importante. Es grande la presencia y con todos tengo un abrazo, una mirada y una historia” expresó Gustavo Posse durante el festejo de su cumpleaños en el Hipódromo de San Isidro.

Emocionado por la convocatoria y el repaso de su trayectoria, el jefe comunal sanisidrense que cumplió años el 27 de julio pero lo celebró este sábado recordó que “cuando era chico quiín hubiese soñado con llegar a los 50, que parecía una cifra eterna, y hoy es la mitad de la vida, y que iba a ser de esta manera” dijo.




El jefe comunal tambiín recordó a “la familia que tengo, mi esposa (María Fernanda Nuevo), dos hijos, mi mamá y mi abuela que tiene 95 años” así como “la responsabilidad de la crianza de los chicos, que lo hicimos los dos pero fundamentalmente ella (su esposa). Veo fotos de los chicos, y algunas cosas me las perdí en el trabajo y la lucha. Ellos han sido un sostín muy importante” aseguró el intendente.

En un repaso de su gestión política al frente de la comuna sanisidrense Posse destacó la “construcción de los 3 hospitales” en referencia al Central -que lleva el nombre de su padre-, la terapia del Materno Infantil y la ampliación del centro de salud de Boulogne. “No todo es salud, todas las fotos son importantes, de la cultura, de las cosas que hicimos en seguridad, pero esas imágenes de la inauguración del hospital son muy emocionantes. Porque además lo hicimos en una ípoca durísima” recordó.
Asimismo, Posse contó que la política pública que más lo representa son los talleres extraprogramáticos que brinda desde hace años la comuna en las escuelas públicas del distrito. El jefe comunal reconoció que “es la obra menos conocida, nunca nadie me paró en la calle por esto, pero es lo que achica la diferencia entre quien accede a la educación privada y la pública” aseguró.

Como no podía ser de otra manera, Posse destacó la formación que le brindó su padre, Melchor, fallecido en 2004, quien estuvo cinco veces al frente de la intendencia de San Isidro, cargo que asumió por primera vez con tan sólo 25 años, pero no sólo desde la política sino desde su profesión: la medicina. “Mis primeros 22 años los recuerdo con mi padre como mídico pediatra. Ser el hijo de un pediatra en un barrio era como ser hijo de un astronauta, algo muy importante. Y esa chaqueta blanca fue lo que me marcó” subrayó.

Fuente: infoban.com.ar