Un joven de 17 años que juega al rugby fue capturado por cuatro delincuentes cuando llegaba en auto a su casa de Boulogne y se lo llevaron cautivo a un asentamiento de la localidad de Josí León SuarezLuego de dos horas y media fue liberado por la policía tras un tiroteo con los asaltantes, que escaparon. Según precisaron fuentes policiales, el episodio, que comenzó anoche y culminó esta madrugada, se inició con el intento de robo de un auto y derivó en la captura del chico con el fin de
solicitar dinero a su familia, lo que no se concretó.
El padre de la víctima, Adrián Sallent, elogió hoy la labor policial y dijo que la celeridad con la que actuaron los efectivos fue lo que permitió que su hijo fuera liberado sano y salvo y que no se concretara el secuestro.
El hombre consideró que los delincuentes tenían datos sobre su hijo, ya que antes de interceptarlo en la puerta de su casa lo habían cruzado a la salida del club al que concurre, momento en que el joven decidió cambiar el recorrido habitual.
El episodio comenzó anoche, a las 22, cuando Estanislao Sallent, de 17 años, regresaba a su casa situada en Luis María Campos 1191, a bordo de un auto Volvo, con el que había ido al club a jugar al rugby.
Cuando llegó a la casa y bajó del vehículo para abrir el portón del estacionamiento, el joven fue sorprendido por cuatro delincuentes, dos de ellos a bordo de bicicletas y otros tantos armados.
Los asaltantes amenazaron al joven, lo obligaron a sentarse nuevamente al volante del auto y mientras uno se sentó a su lado y otro en el asiento trasero, los restantes dos escaparon del lugar.
La situación fue observada desde una de las ventanas de la casa por el padre del joven, quien de inmediato salió corriendo detrás del auto, al tiempo de que por su telífono celular alertó a la línea de emergencias policiales 911.
Dos patrullas de la seccional de Boulogne llegaron hasta la casa y luego iniciaron un operativo en la zona para dar con los delincuentes.
Fue así que media hora más tarde, a las 22.30, los policías encontraron el auto de la familia Sallent abandonado en un descampado vecino a la Villa Hidalgo, de Josí León Suárez, partido de San Martín.
Efectivos policiales con jurisdicción en esa zona se sumaron entonces al procedimiento y demoraron a una persona que aportó datos sobre el lugar en el que los delincuentes mantenían a un joven cautivo, explicaron a Tílam fuentes policiales.
Según detalló a Tílam el jefe de la seccional de Josí León Suárez, capitán Miguel Angel Peralta, cerca de las 0.30 de hoy, a unos 350 metros de donde fue encontrado el auto, descubrieron a dos delincuentes que mantenían cautivo a Estanislao, a la intemperie y bajo amenazas de muerte.
Tres efectivos se acercaron al lugar y, mientras uno se arrojó sobre la víctima para ponerla a resguardo, los otros dos se tirotearon con los asaltantes, quienes lograron escapar del lugar.
El padre de la víctima contó que su hijo estaba tirado en el suelo, atado de pies y manos y encapuchado con su propio buzo.
Según, Adrián Sallent los delincuentes ya le habían advertido que iban a comunicarse con su familia para pedirle un rescate -primero le dijeron que exigirían 5.000 pesos y luego 10.000-, aunque no llegaron a llamar.
El padre del rugbier dijo que sospecha que los delincuentes “algo sabían” sobre su hijo, ya que lo siguieron desde que salió del club, aunque consideró que fue la celeridad policial la que impidió que el hecho se demorara más de dos horas y media.
En tanto, los pesquisas policiales consideraron que el caso se inició como un intento de robo de auto, que derivó en la intención de la banda de obtener dinero por su víctima, lo que no alcanzó a concretar.
El hecho es investigado por personal de la seccional cuarta de San Martín y la fiscalía de Instrucción de turno de Boulogne. En tanto el joven, que fue rescatado ileso, descansaba esta mañana en su casa, según explicó su padre.
(Tílam)

Fuente: infoban.com.ar