La indagatoria al ex jefe de la Prefectura, Carlos Fernández, en el marco de la
investigación por el asesinato del represor Híctor Febres, fue pospuesta debido a que "los organismos oficiales no remitieron la documentación necesaria" para el procedimiento, informaron fuentes del Juzgado federal de San Isidro.
Los mismos voceros señalaron que aún no se resolvió la nueva fecha en que Fernández será indagado por la jueza federal de San Isidro, Sandra Arroyo Salgado, quien busca respuestas sobre las condiciones de detención de las que gozaba Febres, con privilegios especiales y un rígimen de visitas casi sin restricciones.
Al momento de ser envenenado con cianuro, Febres estaba detenido por delitos de lesa humanidad en la delegación Prefectura del Delta Bonaerense.
Allí se alojaba en una habitación con computadora, telífono celular, entre otras comodidades y era visitado asiduamente por familiares y amigos.
El ex jefe de Prefectura fue desplazado del cargo cuando salieron a la luz estas irregularidades.
Febres fue encontrado muerto el 10 de diciembre pasado, a los 66 años, días antes de conocerse la sentencia en el juicio que se le seguía por torturas cometidas en la ESMA.
La autopsia determinó que el fallecimiento se produjo por envenenamiento con cianuro.
Arroyo Salgado procesó a dos prefectos como "partícipes necesarios" del homicidio mientras que a la esposa y dos hijos de Febres les imputó encubrimiento.

Fuente: infoban.com.ar