Los títulos de deuda de la Argentina operaron hoy con fuertes caídas por el temor de los inversores a un incumplimiento en el pago de deuda por parte de la provincia de Buenos Aires.

Tras la suba de las últimas semanas, se instaló entre los inversores el temor a que el distrito bonaerense no pueda afrontar el pago de un bono que vence el 26 de enero próximo, por US$ 250 millones.

Esa sensación fue reforzada por la palabra del ministro de Economía, Martín Guzmán, quien este domingo salió a aclarar que la Nación no estudia otorgar un auxilio financiero a la provincia de Buenos Aires.

“No estamos contemplando hacer un salvataje financiero por 250 millones de dólares el 26 de enero, que es el monto de vencimiento de capital que enfrenta la Provincia ese día”, sostuvo Guzmán.

Los títulos de la provincia de Buenos Aires eran los que sufrían los mayores quebrantos, ya que cayeron por encima del 7%.

El bono BP21 llegó a bajar 10% en el exterior hasta estabilizarse en una caída en torno al 4%, a 66 dólares por lámina de 100, según agencias financieras internacionales.

El bono PBY22, en pesos perdió 7,3%, a 70 pesos y el bono en dólares PBA25, que llegó a caer 9% por la mañana, al final de la jornada recuperó un 2% a 62 dólares por lámina.

Tras las advertencias del gobernador bonaerense, Axel Kicilof, y el llamado a una renegociación, la semana pasada se había terminado con la expectativa de un auxilio de la Nación para pagar los próximos vencimientos y así evitar un default de corto plazo.

El distrito bonaerense tiene vencimientos de deuda por US$ 571 millones de dólares entre el 19 y el 26 de enero próximos.

Luego de la fecha de vencimiento, la provincia tiene sólo 10 días de gracia para no ser declarado en default.

El economista Federico Furiase expresó a travís de su cuenta de Twitter que “sería muy arriesgado” que Buenos Aires caíga en default mientras el gobierno nacional negocia la deuda soberana.

“Si bien los bonos de Provincia no tienen cláusula de cross default/acceleration con bonos soberanos legislación internacional, el potencial spill over (desborde) podría ser complicado para la negociación de la deuda soberana y la estabilidad nominal”, añadió Furiase.

La deuda total de la provincia es de US$ 11.263 millones (el 77% está emitido en moneda extranjera) y hasta marzo el Gobierno tendrá que pagar unos US$ 670 millones. Mientras que la deuda que deberá pagar durante todo el año en curso asciendo a US$ 1.821 millones y 166 millones de euros.

Fuente: infoban.com.ar