El nuevo ministro de Seguridad bonaerense, Carlos Stornelli, aseguró que “hay que trabajar mucho para que la policía recupere la calle”, ya que “el control de la seguridad es una responsabilidad del Estado”.
“Queremos que la policía recupere la calle. El Estado ha perdido desde hace muchos años la calle, hay lugares donde el Estado por completo está ausente, hay que trabajar mucho en ese aspecto, el control de la seguridad es una responsabilidad del Estado”, expresó Stornelli.
El ministro hizo esas declaraciones este mediodía en la sala de prensa de la gobernación bonaerense, tras reunirse con el gobernador Daniel Scioli, a quien le presentó la nómina de policías que conformarán la cúpula de la fuerza.
Poco antes de ese encuentro, en diálogo con Radio 10, el ministro había considerado que “hay que trabajar mucho para motivar a la policía, para recuperar la calle”.
“Hay que poner la policía en la calle, que es donde debe estar. Hay una gran parte del personal que esta ociosa, otra que está desmotivada”, agregó.
En su tercer día como ministro de Seguridad bonaerense en lugar de León Arslanian, el ex fiscal federal afirmó que está “trabajando muchísimo porque hay muchísimo por hacer, con gran entusiasmo”.
Consultado sobre la incorporación de más efectivos a la fuerza, Stornelli dijo que ahora le preocupa más “la formación y tratar de tener policías más capacitados”.
El ministro se refirió además a quien asumirá mañana como nuevo jefe de la Policía Bonaerense, el actual superintendente de la Policía Científica, Daniel Salcedo.
“Es un superintendente que estará subordinado a mi persona y a los subsecretarios, especialmente al de Seguridad y al de Investigaciones. Viene a ser un jefe policial”, dijo en relación a Salcedo, un oficial con perfil netamente “tícnico”.
Esta referencia se debe a que en la estructura del ex ministro de Seguridad, Arslanian, no existía la figura de jefe de la policía bonaerense, ya que había tres superintendentes que conformaban la plana mayor.
“Creo que una fuerza policial tiene que tener un mando policial, más allá de que este controlado por sus jefes civiles”, explicó en la entrevista.
Por otra parte, el ministro dijo que “el papel” que deberá cumplir al frente de la cartera de Seguridad “es complicado”.
“Los problemas son complejos y hay que atacarlos todos juntos. La decisión es firme, el respaldo es fuerte. Le plantee al gobernador (Daniel Scioli) todas las inquietudes, todas las visiones acerca de cual es el principio del problema y allá vamos”.
Luego, se refirió al trabajo realizado por su antecesor Arslanian, de quien dijo que “hay una tarea enorme cumplida pero creo que ese ciclo se terminó y empieza una nueva etapa”.
Finalmente, hizo mención al trabajo de la Policía Comunal, pero dijo que “no es un tema prioritario”, aunque aclaró que está “abierto a cualquier inquietud o a cualquier cuestión que sume o que ayude a mejorar la seguridad”.

Fuente: infoban.com.ar