Manifestantes a favor y en contra del Gobierno se cruzaron esta tarde en la puerta de la Residencia de Olivos, donde hubo empujones y cánticos hostiles.

Con el correr de los minutos la tensión comenzó a aumentar, por lo que un cordón policial debió separar los manifestantes que se encontraban en las inmediaciones de la entrada de la Quinta Presidencial.

De la convocatoria, realizada a través de redes sociales, participan militantes y dirigentes del Partido del Trabajo y la Equidad (ParTE), Espacio político AIRES-Caba y distintas agrupaciones políticas, sindicales y sociales de las localidades de Hurlingham, Malvinas Argentinas y La Matanza.

“Venimos a brindar nuestro apoyo al presidente Alberto Fernández y convocamos a todos los argentinos que deseamos que al gobierno le vaya bien, a estar unidos para poner la Argentina de pie, por más que a un sector minoritario no le guste”, expresó uno de los asistentes a la manifestación iniciada frente a la quinta presidencial, en paralelo al comienzo de la protesta opositora convocada para las 17 en el Obelisco porteño y otros puntos de la Ciudad y el interior del país.

“En la residencia de Olivos, el Presidente trabaja y descansa”, señalaron algunos de los presentes en rechazo a la convocatoria de manifestantes opositores a protestar frente a Olivos y , en ese sentido, juzgaron que “si los opositores quieren protestar, lo pueden hacer en Plaza de Mayo o el Obelisco. Como siempre se hizo”.

“No entendemos la nueva modalidad de protestar en el domicilio particular del Presidente”, insistió otro de los asistentes a la concentración en apoyo al Gobierno nacional.

La convocatoria, realizada a través de las redes sociales y discutida en diferentes encuentros virtuales que las agrupaciones vienen desarrollando en el marco de la pandemia de coronavirus, forma parte de una serie de acciones para apoyar al presidente Fernández y a las decisiones políticas del actual Gobierno.

Los dirigentes presentes adelantaron que “vamos a venir cuantas veces sea necesario para evitar estas protestas en Olivos” y añadieron: “Nosotros nunca hicimos una protesta en el domicilio particular de ninguno de nuestros adversarios”.

“Somos muchos más millones de argentinos los que estamos preocupados por la evolución de la pandemia y su impacto en la salud y la economía diaria. Tenemos algo muy claro: no son nuestros adversarios los que van a resolver los problemas. Ellos ya tuvieron su oportunidad y fracasaron”, concluyeron los dirigentes y militantes que se hicieron presentes.