María Inís denunció que los medios llegaron antes que el fiscal al lugar del hecho y aseguró que “nadie llamó al 911” para advertir sobre el crimen de su hijo de 16 años, ocurrido tras haber sido secuestrado a la salida de un boliche en Campana.

La madre del joven pidió que la muerte de su hijo “sirva para algo” y declaró que “me enterí de la muerte de mi hijo por televisión”, confesó en declaraciones a Radio Continental al señalar la falta de idoneidad con la que algunos miembros del equipo de contención encararon el caso.

“Los medios llegaron antes que el fiscal al lugar del hecho, pudiendo borrar huellas. No puede ser que nadie haya llamado al 911”, cuestionó. Y añadió: “Como sociedad, la muerte de mi hijo tiene que servir para algo. Tenemos que ser solidarios y no quedarnos encerrados”.

En diálogo con Magdalena Ruiz Guiñazú, la mujer señaló que para poder seguir adelante necesita que las autoridades reconozcan sus errores, porque el costo de esos errores “se cobraron la vida de Matías”.

“No sentimos que había en la policía un equipo profesional manejando el tema. Ellos decían que tenían experiencia. En un caso de secuestro no se puede sugerir. Hay que tomar decisiones concretas. Precisábamos de esas herramientas y de una autoridad definida”, cuestionó.

Fuente: infoban.com.ar