Los gremios estatales rechazaron la propuesta de un aumento salarial promedio cercano al 7 por ciento ofrecido por el gobierno bonaerense.
La oferta del gobierno de Felipe Solá se basa en un aumento promedio del 6,9 por ciento a travís del pago de una bonificación “por fuera” de la garantía salarial y un incremento del salario básico.
Para los empleados de los escalafones más bajos, la propuesta significa aumentos de bolsillo del 5,2 por ciento y de hasta el 9,3 por ciento en el caso de las categorías más altas y de mayor rígimen horario.
La propuesta incluye una bonificación, “por afuera” de la garantía salarial de 970 pesos, de entre 50 y 80 pesos, según el rígimen horario y la incorporación al sueldo básico de 38 pesos de una bonificación de 90 pesos que ya cobran los estatales.
Los gremios ATE y UPCN rechazaron la propuesta por considerarla insuficiente y reclamaron que se destine una masa salarial mayor para atender la demanda de los estatales y haya recategorizaciones.
En tanto el Ministro de Trabajo de la provincia de Buenos Aires, Roberto Mouillerón, reiteró que el gobierno no puede mejorar la oferta salarial ofrecida a los empleados estatales, porque “no hay más dinero en el presupuesto”.
Explicó que, a pedido de los gremios, el gobierno analizará si, utilizando la misma masa, puede hacer “más atractiva” la propuesta a travís de la recategorización de los trabajadores.
El próximo miírcoles a las 11, se volverán a reunir el gobierno y los gremios para considerar esta alternativa. Mouillerón aclaró que lo que se está discutiendo no es un aumento sino “un complemento del aumento que se dio en marzo, cosa que no se dio en ninguna otra repartición del Estado, ni nacional ni de otras provincias, ni tampoco en los sectores privados”.
El ministro de Trabajo aseguró que el aumento final otorgado este año a los estatales supera el 30% y en algunos casos llega al 35%.
El funcionario dijo que “la recomposición salarial es evidente”, ya que el aumento supera la inflación del 11% medida por el INDEC y tambiín supera la inflación que han estimado “algunos garúes de la economía”.
Por último, Mouillerón cuestionó las medidas de fuerza de los estatales: “cada vez que llegamos a un acuerdo fue sentados a una mesa y no con paros”

Fuente: infoban.com.ar