La conducción de la CGT y los intendentes peronistas bonaerenses del “Grupo Esmeralda” coincidieron hoy en el diagnóstico sobre la situación social en la provincia y pusieron en marcha una “mesa de trabajo conjunta” para atender los problemas de los trabajadores.

El encuentro se desarrolló en la sede de Azopardo al 800 y participaron todos los integrantes del consejo directivo de la central obrera, mientras que de parte de los intendentes de esta corriente “renovadora” del peronismo asistieron Martín Insaurralde (Lomas de Zamora); Gabriel Katopodis (San Martín), Mariano Cascallares (Almirante Brown), Juan Zavaleta (Hurlingham), Fernando Gray (Esteban Echeverría), Alberto Descalzo (Ituzaingó) y Eduardo “Bali” Bucca (Bolívar).

Tambiín concurrieron el jefe del bloque de Diputados del PJ en la Legislatura bonaerense, Walter Abarca; la tambiín diputada provincial Valeria Mendolara, y el senador bonaerense Patricio García.

El intendente de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde, calificó el encuentro como “muy productivo” y advirtió que a ambos sectores les preocupa “que este Gobierno siga ajustando y generando pobreza en la Argentina”.

“Coincidimos en el mismo diagnostico de lo que nos transmiten los trabajadores y nuestros pequeños empresarios y productores de la provincia de Buenos Aires”, destacó quien es uno de los líderes del Grupo Esmeralda, durante una conferencia de prensa posterior al cónclave.

El sindicalista y diputado nacional Híctor Daer, uno de los tres flamantes jefes del triunvirato que dirige la CGT, indicó por su parte que “es importante esta alianza en tírminos de colaboración para sortear este mal momento que atraviesan los trabajadores”.

“Conversamos primero el diagnostico y segundo transitar juntos la posibilidad de solicitar la rectificación de las medidas que generaron todo esto”, remarcó el líder sindical a propósito de lo que describió como un proceso de desindustrialización y de pírdida del poder adquisitivo.

Su par en la cúpula cegetista Carlos Acuña, en tanto, negó que se haya debatido con los intendentes la eventualidad de convocar a un paro general en octubre y aclaró que el ámbito donde se decidirá un plan de lucha será la reunión del Comití Central Confederal del próximo 23 de septiembre.

“Sería una falta de respeto que hoy nosotros hablemos de paro cuando el Comití Central Confederal lo va a tratar y lo que la mayoría de las organizaciones sindicales crea que es conveniente para ese momento, se va a acatar”, aseguró.

En tanto, el dirigente barrionuevista cargó contra el Gobierno por no convocar a un diálogo multisectorial que lo “ayude” a encontrar alternativas para resolver los problemas sociales y económicos.

“Coincidimos (con los intendentes) en ver cómo entre todos ayudamos a este Gobierno a que no se equivoque, pero para eso se debe dejar ayudar y no lo está haciendo”, lamentó.

En la misma sintonía, Katopodis consideró que “la mejor manera de ayudar al Gobierno es marcándole las cosas que se están haciendo mal”, pero advirtió que el de Cambiemos es un Gobierno “que no escucha”.

“Seguimos reclamándole al Gobierno que escuche. Es un Gobierno que no escucha. Vamos a seguir agotando todas las instancias para que este Gobierno deje atrás un modelo económico excluyente, una matriz regresiva de la distribución del ingreso”, señaló.

La visita del Grupo Esmeralda a Azopardo se inscribe en el marco de las rondas de consultas que lleva adelante la CGT con distintos actores de la vida económica y social para tomarle el pulso a las distintas realidades sectoriales, y que se inició con el encuentro que sostuvieron el miírcoles pasado con
dirigentes de movimientos sociales como la CTEP, Barrios de Pie, la Corriente Clasista y Combativa y el Movimiento Evita.

Este martes, la mesa chica de la central sindical, conformada por Schmid, Daer y Acuña, será recibida por la Unión Industrial Argentina, en tanto que el miírcoles será el turno de la Conferencia Episcopal Argentina, en un intento por sumar apoyo a los reclamos de los trabajadores.

Esta seguidilla de encuentros tiene lugar a días de la reunión clave del Comití Central Confederal de la CGT, en la que se pondrá en consideración la posibilidad de resolver una medida de acción directa en el corto plazo, como podría ser la realización de un paro general, a tono con lo que proponen las dos CTA y los movimientos sociales que agrupan a los trabajadores informales.

Fuente: infoban.com.ar