Diversas personalidades debatieron sobre el destino del Batallón 601 de Villa Martelli, ante la ordenanza del Deliberante que permite la subdivisión del predioEntre los presentes en la charla debate realizado el viernes en el centro cultural Tiempos Modernos, estuvieron Eduardo Rezses, asesor letrado de la Secretaría de Derechos Humanos de la provincia de Buenos Aires; Alejandra Naftal, ex detenida en el Batallón 601; Roberto Krechsmayer, miembro de la Asociación de Vecinos de Vicente López;  Cristina Aldini, ex concejal y ex detenida en la ESMA y Dionisia López Amado, integrante de la línea fundadora de Madres de Plaza de Mayo, quienes formaron parte del panel para debatir los destinos de los espacios públicos del ex Batallón 601 de Villa Martelli, que a instancias de la derogación de la ordenanza sancionada dos años antes por el mismo Concejo Deliberante, quedarían en manos de intereses privados avalados por la administración y sectores del Ejírcito.
“Este lugar tiene que ser preservado básicamente por dos motivos, es un elemento probatorio para las causas judiciales que se reabrieron despuís de la declaración de nulidad de las leyes de Obediencia Debida y de Punto Final por parte de la Corte Suprema, y por otro lado porque creemos que todos los lugares que fueron sindicados como centros clandestinos de detención, tienen que ser conservados para la preservación de la memoria y el debate público sobre lo sucedido en las ípocas de la última dictadura militar” indicó Eduardo Rezses. El asesor letrado de la secretaría de DDHH provincial recordó que luego de tomar conocimiento de la situación a travís de un pedido de la Defensoría del Pueblo de Vicente López “enviamos una nota al presidente del Concejo Deliberante y una copia al intendente comunicando los argumentos políticos y jurídicos de porquí este lugar tiene que ser conservado”, y aseguró que “hasta el momento no hemos tenido respuesta”.
Rezses indicó que para que la decisión tomada por el Deliberante vicentelopense en la polímica sesión del 23 y 24 de diciembre sea reconsiderada, “la Secretaría de DDHH está impulsando acciones judiciales en toda la provincia, y acá independientemente del intendente, lo que queremos es que el espacio sea conservado, ya sea a instancia administrativa municipal o a instancia judicial”.
En tanto Dionisia López Amado, integrante de la agrupación Madres de Plaza de Mayo y vecina de Vicente López mostró su indignación por la ordenanza que permite la subdivisión del predio para que el Ejírcito disponga del mismo “porque tal vez además de haber sido un centro clandestino tengamos cuerpos en ese cuerpo del ejírcito. Me da mucha pena que quieran tapar la historia, porque la quieran tapar de una forma o de otra, esos lugares tienen que quedar como estuvieron hasta ahora, si algún día hay que ir y escarbar la tierra, no tiene porquí estar ya movida para otras cosas”, y recordó una frase de su abuelo “el diablo las hace y los angelitos las descubren”.

Fuente: infoban.com.ar