Los dos hermanos detenidos en el marco de la causa por el crimen de Sandra Boaglio, asesinada de un tiro en el pecho el miércoles pasado en un aparente robo en Ciudadela, se declararon inocentes del homicidio ante la fiscal de la causa y uno de ellos aportó datos sobre otros dos sospechosos que están prófugos, informaron hoy fuentes judiciales.

Se trata de Arnaldo Andrés Ayala Vera (31), titular de la camioneta utilitaria Fiat Fiorino secuestrada por el hecho, y su hermano Juan Fulgencio Ayala Vera (29), ambos de nacionalidad paraguaya, quienes seguirán apresados en forma preventiva mientras se corrobora la información brindada por el menor de ellos.

Fuentes judiciales informaron a la agencia Télam que los hermanos fueron indagados en las últimas horas por la fiscal de la causa, Gabriela Disnan, ante quien aseguraron ser inocentes del crimen de Boaglio (52).

De acuerdo a los mismos voceros, el menor de los hermanos admitió que él trasladó en el utilitario a dos personas hasta el lugar del hecho pero que nunca supo para qué fin.

Tras las indagatorias, la fiscal Disnan, titular de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 1 de San Martín, solicitó que ambos hermanos sigan detenidos como presuntos coautores del delito de “robo agravado en concurso real con homicidio criminis causa”, dijeron los informantes.

Ahora, los investigadores intentan determinar las identidades de las dos personas que viajaron hasta Ciudadela en el utilitario y que presuntamente participaron de forma directa del asesinato de Boaglio.

Los hermanos Ayala Vera fueron detenidos el viernes pasado, en un domicilio ubicado en la calle Coronel Thorne al 800, en la localidad de Villa Madero, partido de La Matanza.

Durante el procedimiento, los pesquisas secuestraron la Fiat Fiorino ploteada como ambulancia que había sido identificada poco después del crimen a través de las imágenes registradas por las cámaras del Anillo Digital de Seguridad de la Policía de la Ciudad, que colaboró en la investigación con el personal de la Estación de Policía Departamental Tres de Febrero y de la Delegación Departamental de Investigaciones (DDI) de San Martín.

El crimen ocurrió alrededor de las 17 del miércoles pasado, en la esquina de Juan Muñoz y Alianza, a unas siete cuadras de avenida General Paz, en Ciudadela, partido de Tres de Febrero.

Boaglio llegaba de visita a la casa de su madre cuando al menos un delincuente la interceptó con aparentes fines de robo.

Según las fuentes, la mujer se resistió al robo de su cartera y el agresor efectuó un disparo que impactó en el tórax de la mujer y le causó la muerte en el lugar, tras lo cual escapó a pie, fue perseguido unos 100 metros por un vecino y huyó en el mencionado vehículo, que lo esperaba.