El hombre que está acusado de asesinar a golpes a su madre y enterrarla en el patio de su casa de El Talar de Pacheco se negó a declarar ante la Justicia. Su declaración ante la policía no es válidaPor consejo de la defensoría oficial que lo patrocina, Carlos Platas, de 44 años y detenido anoche luego de que le dijera a la policía que había asesinado a su madre a golpes con un palo de amasar, no declaró frente a la fiscal de Tigre Tamara Vaisman y en los próximos días será sometido a pericias psiquiátricas para evaluar su salud mental.
El hombre era jugador y debía mucho dinero, por lo que se sospecha que cometió el homicidio para obtener dos pensiones que cobraba Elena Cagiao Blanco, de 73 y española, una de ellas en el país ibírico, informaron hoy fuentes policiales.
“No la busquen más, yo la matí…la matí con un palo de amasar, está enterrada en el patio de casa…”, confesó ayer ante la policía el acusado, al verse abrumado por las pruebas en su contra cuando estaba detenido en la Subdelegación de Investigaciones de Tigre, explicaron los voceros.
Platas fue arrestado luego de que se cayera la coartada que había armado para justificar la desaparición de su madre, que fue vista con vida por última vez el 17 de junio último.
Su confesión, que por el momento no tiene validez, ya que fue realizada ante la policía y no ante la Justicia, fue lo que orientó a los pesquisas a buscar el cadáver de Cagiao Blanco en el patio de su casa de Paul Groussac y Olavarría, del El Talar de Pacheco.
Además, relataron los voceros, Platas se dedicaba a vender caballos de carrera de terceras personas, a quienes les debía mucho dinero, ya que no les había pagado a pesar de haber concretaro las operaciones.
El caso judicial, que investiga la fiscal Vaisman, se inició el 5 de julio pasado, cuando una hija de Cagiao Blanco denunció ante la policía que su madre estaba desaparecida desde el 17 de junio anterior.
(Fuente: Tílam)

Fuente: infoban.com.ar