Un joven de 25 años fue asesinado de una puñalada en plena vía pública de Hurlingham, y por el crimen detuvieron a su ex novia.

El hecho ocurrió el miércoles a la madrugada, en Bustamante y Guevara y Marqués de Avilés, en la localidad de William Morris.

Fuentes judiciales informaron que la víctima, identificada como Alejo Oroño, mantuvo una discusión en la calle con una mujer, tras lo cual, el muchacho recibió una puñalada en el pecho y cayó al piso gravemente herido, mientras la agresora escapó del lugar.

Oroño fue trasladado de urgencia al hospital San Bernardino de Hurlingham, donde falleció a los pocos minutos como consecuencia de las lesiones sufridas.

En tanto, efectivos de la comisaría 2da. fueron alertados por el crimen y se entrevistaron con testigos presenciales del ataque.

Tras obtener algunos datos sobre la presunta autora, la Policía detuvo a una joven de 23 años a la que identificaron como Nadia Navarro Montenegro, quien resultó ser la ex novia de la víctima.

La detención se concretó en la calle 4 de septiembre al 2400, a pocas cuadras de la escena del crimen.

Una prima de Alejo Oroño, el joven de 25 años asesinado a puñaladas en una calle del partido bonaerense de Hurlingham, hecho por el cual fue detenida su pareja, aseguró hoy que el muchacho era “maltratado” pero “no se animaba a hacer la denuncia” ya que le daba “vergüenza”.

“Siempre fue un chico que nunca le faltó respeto a nadie. Ella (por la acusada) siempre lo maltrataba, hay testigos que vieron que le pegaba e insultaba. Una semana atrás ella le pego con un palo”, contó Gisela en diálogo con canal TN.

Para la prima de la víctima, la acusada Nadia Navarro Montenegro (23), quien tenía un hijo con Oroño, “era muy violenta con él” y además ambos ” tenían una relación difícil”, ya que ” siempre discutían por algo”.

“Él no se animó a hacer la denuncia y le daba un poco de vergüenza por ser hombre que una mujer le pegue”, agregó la familiar, quien dijo que no pensó que la situación podía terminar de esta manera.

Finalmente, Gisela contó que ella colaboró en el arresto de la acusada cuando ésta comenzó a enviarle mensajes al teléfono para saber como estaba Oroño tras el ataque y le mintió diciéndole que todo estaba bien para que regresara a su casa tranquila y pudiera ser detenida por la Policía.

El fiscal de la causa, Bernardo Kiper, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 1 del Departamento Judicial Morón, indagó a Navarro Montenegro por el delito de “homicidio simple”.

En la indagatoria, la acusada se negó a declarar, tras lo cual, continuará detenida por orden del Juzgado de Garantías interviniente.