El efectivo circulaba con su vehiculo por San Antonio de Padua junto a su esposa quien resultó herida.

El hecho ocurrió este jueves por la noche en la esquina de calle Ascasubi y 11 de Noviembre, cuando el policía identificado como Pablo Antonio Goya fue interceptado por al menos cinco delincuentes armados, lo que derivó en un tiroteo.

Allí, el subcomisario de 40 años, que prestaba servicio en la División Armas y Agencias, llegó en su camioneta a su vivienda junto a su esposa y sus dos hijas.

Cuando la mujer descendió de la camioneta para abrir el portón de la cochera aparecieron los malvivientes armados que intentaron apoderarse del vehículo.

El subcomisario intentó defenderse y fue asesinado de siete balazos, mientras que su esposa recibió un disparo por la espalda.

Los ladrones escaparon en un auto que los esperaba a pocos metros sin concretar el robo.
La mujer herida fue trasladada a un centro mídico cercano, donde se informó que su vida no corría peligro.

La policía realizó durante la noche y la madrugada varios procedimientos en la zona en busca de los responsables, sin íxito.

Los investigadores analizaban las cámaras de seguridad de la comuna en busca de alguna pista que les permitan identificar a los ladrones.

Tomó intervención en el caso la comisaría segunda de Merlo.

Fuente: infoban.com.ar