Desde el Ejecutivo se habían anticipado modificaciones para las construcciones en altura: Massa ya firmó el Decreto para poner fin “al arrebato que vivió Tigre en los últimos tres años”.
En sintonía con lo realizado en San Isidro y San Fernando, que limitaron la construcción de edificios de altura en zonas cíntricas o emblemáticas, a la vez que propician el desarrollo de otras que todavía pueden recibir –y necesitan – inversiones inmobiliarias que las potencien, en Tigre la planta urbana tendrá ahora nuevas zonificaciones y limitaciones.
En los últimos tramos de campaña, Massa había denunciado que el “descontrol urbanístico ha permitido que se llegara al punto de destruir el patrimonio histórico de Tigre por la falta de una planificación estratígica adecuada y un código urbano dinámico.”
El pasado viernes, el intendente de Tigre firmó el decreto que dispone nuevas reglas para los proyectos inmobiliarios en la planta urbana: “se restringe la construcción en alturas de la planta urbana, con diferentes zonificaciones” puntualizó.
Massa explicó que la medida se concreta tomando “básicamente los reclamos de los vecinos durante el año 2007, y además agregamos lo que entendíamos tenía que ver con la planificación urbana. Lo que estamos haciendo en concreto es limitar las construcciones en el centro de Tigre con algunas características en particular, no se pueden construir en la isla de la planta urbana torres, no se pueden construir más en la isla de la planta urbana multifamiliares, solamente dúplex, y en la zona comprendida por Cazón, Rocha e Italia, dimos para las avenidas un tratamiento y para los barrios otro tratamiento que permite menores desarrollos.”
Así es que, según sostuvo el jefe comunal, se propicia que “aquel vecino que tiene un terreno y su vida desarrollada de cierta manera no se sienta invadido una mañana por una construcción en altura, y además poniíndole fin a este arrebato que vivió Tigre en los últimos tres años en la construcción de torres, que fue desordenada, desorganizada, sin planificación en materia de lo que tiene que ver con las redes de infraestructura de agua y de cloacas.”
Asimismo para quienes cumplan con los requerimientos de altura, se les exigirá un estudio de factibilidad de AySA “para que un vecinos que tiene todo en regla no vea afectado su servicio porque a alguien para ganar mucho dinero se le ocurre construir torres.”
Por otra parte mediante un dictamen de un importante estudio de derecho administrativo, según indicó Massa “en muchos casos nos permite obligar a la reformulación de los proyectos que tienen presentación pero no aprobación, de manera que aquellos que quieran invertir en Tigre van a tener reglas claras, pero van atener que cumplir las reglas que nosotros planteamos para cuidar al vecino y a la ciudad.”

Fuente: infoban.com.ar