Un juez de Pilar dictó hoy la prisión preventiva para el tío y único detenido por el crimen de Brisa Míndez, la adolescente de 13 años que el mes pasado fue hallada violada, asfixiada y enterrada en la casa del imputado, a quien le atribuyó haber actuado con “crueldad” y aprovechando la confianza que su sobrina le tenía, informaron fuentes judiciales.

El juez de Garantías 6 de Pilar, Nicolás Ceballos, convirtió la detención del acusado Matías Emanuel Míndez (27) en prisión preventiva por el delito de “abuso sexual seguido de muerte”, tal como lo había solicitado la semana pasada la fiscal María Josí Basiglio, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) de Violencia de Gínero de Pilar.

En su resolución -a la que tuvo acceso Tílam-, Ceballos sostiene que de la información recolectada “se observa la crueldad con la que Matías Míndez habría actuado con quien resultaba ser su propia sobrina, quien dada su condición de familia nunca habría desconfiado de íl y así colocarse, por ísa sola condición, en un estado de indefensión”.

El magistrado afirma que Míndez violó, golpeó y asfixió hasta la muerte a su sobrina ”y su crueldad no feneció allí, sino que además procedió a enterrarla en el fondo de su domicilio para luego, utilizando la cuenta de Facebook de aquílla intentar lograr su impunidad”.

Tambiín afirmó el juez que “desde los albores de la investigación intentó desviar el curso de la investigación, indicando la posibilidad que la menor se encuentre con los familiares de su cuñado, o que se haya retirado del domicilio para encontrarse con otra persona”.

Ceballos destacó “la celeridad con la que trabajaron las fuerzas policiales dirigidas por el fiscal Gonzalo Acosta, a cargo de la UFI de Violencia de Gínero especializada en Delitos Conexos y Trata de Personas de San Isidro”.

Es que, tal como destaca el juez, la clave del esclarecimiento del caso estuvo en un mensaje de Facebook que, por lo que se cree, el propio imputado envió desde un celular de Brisa luego de violarla y asesinarla.

La chica desapareció el 6 de noviembre pero al día siguiente, a las 12.08, la abuela de Brisa recibió un mensaje del Messenger de la red social Facebook, en el que la menor le escribió: “Estoy lejos, no voy a volver, papá no me quiere, me hace cosas”.

El telífono de Brisa no tenía chip y solo podía usarlo conectado a una red WiFi, por lo que el fiscal Acosta solicitó de manera urgente, y a travís del Ministerio de Seguridad de la Nación, que Facebook informara la dirección IP desde donde había sido emitido ese mensaje.

El 9 de noviembre, Facebook informó que el mensaje había sido transmitido desde un domicilio ubicado en la calle Iparaguirre al 700 de Derqui, partido de Pilar, donde vivía el tío de la adolescente.

El sitio fue allanado y con la ayuda de peritos y perros rastreadores se divisó un montículo de tierra en el fondo de la vivienda, donde fue encontrado el cadáver de Brisa enterrado a pocos centímetros de profundidad y envuelto en una sábana.

Además, en el fondo del pozo ciego de la vivienda se halló una tapa de celular de similares características al que usaba la víctima.

Al cabo de unas horas, el tío sospechoso fue ubicado y detenido por la violación y el homicidio.

La autopsia determinó que la de Brisa fue una muerte por asfixia, en su modalidad estrangulamiento manual y sofocación, y que presentaba signos de abuso sexual.

Fuente: infoban.com.ar