El intendente de San Isidro, Gustavo Posse, asumió un nuevo período al frente del gobierno comunal y sostuvo que “lo que logramos fue muy importante y lo hicimos entre todos”.
En su discurso tras prestar juramento de ley en el Concejo Deliberante, Posse enumeró algunos de los logros alcanzados en sus dos períodos anteriores, destacando que “San Isidro sigue siendo el municipio que más invierte en apoyo a la seguridad en el país, a travís de su propio Programa de Cuidado Comunitario, de la compra de móviles, equipos de comunicación, construcción y equipamiento de fiscalías, destacamentos, comisarías, mantenimiento de vehículos y la contratación de policía adicional, entre tantos otros aspectos que cuantificados representaron casi 12 millones de pesos en 2007.”
Seguidamente recordó la concresión de “obras y servicios para su población que no había conseguido concretar en dícadas debido a la marginación que sufrió bajo distintos gobiernos provinciales y nacionales”, sosteniendo su afirmación en “un ejemplo emblemático” como el túnel de las “cuatro barreras”, entre otras importante obras de infraestructura.
Asimismo afirmó que “Vamos camino a terminar definitivamente con el mito de que existen dos San Isidro, de un lado y otro de la Panamericana. Es obvio el esfuerzo del Municipio para el desarrollo de su parte.”
Quizá uno de los puntos más interesantes de los expuesto por el intendente en el comienzo de su tercer período consecutivo al frente del Ejecutivo sea la propuesta de modificación del Código de Ordenamiento Urbano Ambiental. Posse explicó que se presentará el proyecto “por pedido de los vecinos, sus Juntas, Asociaciones y Cámaras de Comercio de Villa Adelina y Boulogne para permitir una mayor altura de construcción en las zonas cíntricas de ambas localidades” con la finalidad de “estimular el desarrollo armónico de esas localidades” a partir de la incorporación de familias jóvenes y de un nuevo poder adquisitivo.
En ese sentido explicó que la norma “constituye un instrumento modelo que es toda una garantía para el valor de las propiedades y la calidad de vida, pero que tiene suficiente dinamismo para mantener un equilibrio sano, conservando por ejemplo una densidad poblacional adecuada en todo el partido con las limitaciones a la capacidad edificatoria en zonas ya desarrolladas.”
Agregó Posse que el nuevo código impedirá “la construcción en altura en el resto del Partido, se resguarda por ejemplo la Avenida del Libertador, que va desde el centro de la Ciudad de Buenos Aires hacia el Norte y sólo en el tramo del Partido de San Isidro mantiene esta fisonomía de calidad y baja altura. Y así seguirá estando.”
En otro párrafo el intendente recordó el trabajo que se realiza en la zona costera del distrito, apostando por “nuestra ribera verde y con infraestructura para que sea un paseo de acceso libre para las familias se proyectará hacia el Puerto para lo cual se está en la etapa final de la revisión de los instrumentos legales que nos permitirán contar con la total administración de la zona portuaria a fin de realizar su limpieza y transformación, agregando otro paseo público”.
Tambiín abarcó temáticas como la integración social, salud y retomó la seguridad como “una preocupación permanente y es por ello que seguiremos reclamando para contar con la policía comunal a fin de tener efectivos suficientes que permitan resguardar vidas y bienes de los sanisidrenses.”
Por último resaltó la labor del Concejo Deliberante y se comprometió a “dar todo de mí para responder cotidianamente a la confianza otorgada, agradeciendo a todos mis vecinos su renovado apoyo para cuidar y hacer progresar aún más a San Isidro, este lugar distinto que elegimos para vivir cada día mejor.

Asunción del nuevo gabinete

Más tarde el intendente de San Isidro presidió la ceremonia pública de asunción de los secretarios del Departamento Ejecutivo que lo secundarán en su gestión.
El acto se realizó frente al palacio comunal de San Isidro, 9 de Julio 526, y contó con la presencia de la esposa del jefe comunal, la doctora María Fernada Nuevo y sus hijos, Macarena y Melchor; de su madre María Rosa y su abuela Rosa.
Tambiín estuvieron presentes la presidenta del Concejo Deliberante, Rita Kuzis; la titular del Concejo Deliberante, Norma Balmaceda; el cura párroco de la Catedral de San Isidro, Pedro Oeyen; el rabino Abraham Benchimol y el director del Centro Familiar Cristiano, pastor Ricardo Rodolfo Eyo.
Otro participantes de la ceremonia fueron el diputado nacional electo, Norberto Erro; el jefe de Agrupación Apoyo, teniente coronel Luis Eduardo Vargas; el comodoro veterano de Guerra de Malvinas, Híctor Rusticcini; el jefe de la Agrupación Metropolitana de la Gendarmería Nacional, comandante mayor Mateo Míndez, el jefe del Escuadrón Especial Nº 3 de la Agrupación Metropolitana, comandante principal Ramón Rendón; el jefe de la Jefatura de Distrito de la Policía de la Provincia de Buenos Aires, inspector Norberto Castelli y el jefe del Cuerpo Activo de Bomberos de San Isidro, comandante Alejandro Marchetti.
En primer tírmino, se procedió a dar lectura del decreto por el cual el doctor Gustavo Posse procedió a asumir el cargo de intendente municipal.
Luego, el jefe comunal procedió a tomar juramento de ley a los secretarios del Departamento Ejecutivo que lo secundarán en su gestión.
Lo hizo en primer tírmino el licenciado Híctor Aníbal Prassel, secretario General del Gobierno y Administración.
Posteriormente lo hicieron el ingeniero Bernardo Landívar, secretario de Obras Públicas; el doctor Gustavo Hirsch, secretario de Salud Pública; Mario Alonso, secretario de Desarrollo Social; el licenciado Arturo Flier, secretario de Integración Comunitaria; y Alberto Trípoli, secretario de Servicios Públicos.
A la hora de dirigirse al público presente, el intendente Gustavo Posse afirmó que “hoy la apuesta es equilibrar San Isidro, romper los mitos del lugar pobre y el lugar rico, terminar con las villas de emergencia. Y buena parte del esfuerzo va estar puesto en el Oeste o como se dice del otro lado de la Panamericana”, destacó.
Por último, Gustavo Posse enfatizó en que guarda la misma emoción de la primera vez en que asumió como intendente y se emocionó cuando recordó a su padre, el ex intendente Melchor Posse. “Este nuevo periodo lo harí bajo la advocación de mi padre para hacer el mejor gobierno posible para todos los sanisidrenses”.

Fuente: infoban.com.ar