El padre de Lucía Costa, la chica de 19 años que murió tras recibir quemaduras en el 74 por ciento del cuerpo por una explosión ocurrida en un bar de San Miguel, apuntó directamente contra los dueños del local.

El trágico episodio, en el que otras ocho personas resultaron con heridas, una de ella de gravedad, ocurrió el viernes por la noche en el “Zar Bar”, situado en Paunero al 1.100.

Lucía Costa se encontraba reunida en una mesa instalada en el patio trasero del local, cuando una moza intentó reavivar el fuego de una vela instalada como centro de mesa con un bidón de cinco litros, lo que produjo una explosión incendiaria.

“Cómo se le pudo ocurrir a un local colocar estos artefactos con llamarada libre en un ambiente restringido y con mucha gente”, cuestionó el padre de la víctima. “¿Dónde está la ley que indica que se puede manipular alcohol dentro de un lugar cerrado?”, se preguntó Pablo Costa, el padre de la joven.

“A Lucía la logran apagar con ropa pero ella quedó acostada boca abajo en muy mal estado, con toda la cara y el torso quemado, y todas las vías respiratorias comprometidas, que fue lo que la llevó a la muerte”, describió al hombre.

El miércoles próximo familiares, amigos y allegados a la joven por la tarde realizarán una marcha en la plaza de la localidad para pedir Justicia.