Foto NA

El cuerpo de Silvia Saravia a quien mató antes de suicidarse su esposo, el empresario Jorge Neuss, presenta signos de forcejeo, una evidencia que resquebrajaría la hipótesis del “pacto suicida”.

En la autopsia al cuerpo de la mujer se pudo corroborar que la mujer recibió sólo un disparo en la cabeza luego de un forcejeo.

Por otro lado, se supo que el cuerpo de Neuss presentaba signos de un roce de bala en una de las manos, que se infiere se podría haber producido en una pelea.

La autopsia en el cuerpo de Saravia fue realizada desde anoche y hasta horas de la madrugada de este domingo en la morgue del Hospital de San Miguel.

De acuerdo con las pericias recolectadas hasta el momento el caso sería un “femicidio seguido de suicidio”, según lo informado por fuentes judiciales citados por el sitio de La Nación.

El hecho se produjo este sábado en la casa que el empresario, cabeza de un importante conglomerado económico nacido de la tradicional firma de gaseosas, tenía en el country Martidale de Pilar.

El cuerpo de Saravia, que tenía 69 años, fue encontrado en el baño en suite de la habitación matrimonial, mientras que el de Neuss, de 73, se encontraba a pocos metros, donde también fue hallado el el revólver calibre 38, con el cual se habrían realizado los disparos.