Cuatro personas fueron asesinadas, entre ellas un adolescente que se acercó circunstancialmente al lugar de los crímenes, en un aparente “ajuste de cuentas” entre bandas narcotraficantes en la ciudad bonaerense de Moreno.

Así lo indicaron a la agencia DyN fuentes de la investigación al señalar que la pesquisa de la policía bonaerense y la justicia se inició luego de que el viernes a la noche fueran hallados los cadáveres calcinados de tres hombres de entre 20 y 30 años en un casilla ubicada en una zona carenciada.

Los crímenes fueron descubiertos luego de que un adolescente de 16 años llegara muerto a un hospital y en la investigación de ese deceso se determinó que al parecer habría presenciado el ataque y fue asesinado para ocultar los crímenes.

La investigación está a cargo de la comisaría cuarta de Moreno, que realizó junto a la justicia inspecciones y allanamientos en la finca donde se hallaron los cadáveres, en el cruce de las calles Loeffler y Esperanza, en el barrio La Esperanza, de la localidad de Villa Trujui, en Moreno.

Según las fuentes, los asesinatos habrían sido perpetrados en un “ajuste de cuentas” entre dos bandas narcotraficantes que se disputaban el control de la zona.

Algunos testimonios de vecinos indicaban que los residentes de la casilla se instalaron allí hace algunos meses para vender drogas, lo cual habría provocado la reacción de un segundo grupo que operaba desde antes en el mismo barrio. Las víctimas fueron atacadas al parecer por otras tres personas que las balearon y antes de huir incendiaron la casa, añadieron los informantes.

A raíz del incendio, los vecinos dieron aviso al 911 y a los Bomberos.

Cuando ingresaron los servidores públicos tras apagar el fuego encontraron los cadáveres de tres hombres de entre 20 y 30 años que presentaban disparos en varias partes del cuerpo y estaban quemados en gran proporción, añadieron los informantes.
La cuarta víctima fue un adolescente vecino que, al escuchar los gritos y disparos, salió a ver quí sucedía y recibió dos balazos, uno de ellos en el tórax, dijeron los investigadores.

El joven fue trasladado a la Unidad de Pronta Atención (UPA) 12, lugar donde falleció.

El personal de la policía secuestró 13 vainas de calibre 9 milímetros, una munición intacta del mismo calibre, y además una moto Yamaha de color gris.

Los cuerpos no pudieron ser identificados ya que no se encontraron documentos de ninguno de las víctimas, aunque eran sometidos a una autopsia.

Fuente: infoban.com.ar