La Corte Suprema de Justicia ordenó hoy que de forma “inmediata” se disponga la creación de un Comité de Emergencia Ambiental para adoptar las medidas necesarias para prevenir, controlar y terminar con los incendios “irregulares” de pastizales en las islas del río Paraná.

El máximo tribunal declaró su competencia en una acción de amparo colectivo ambiental promovida por la asociación civil “Equística Defensa del Medio Ambiente” contra el Estado Nacional, las provincias de Santa Fe y Entre Ríos, y las municipalidades de Rosario y Victoria, por los incendios en el cordón de islas que están frente a la costa de la ciudad de Rosario.

En ese marco, la Corte decidió citar también a la Provincia de Buenos Aires y dispuso, como medida cautelar, que ese Estado provincial así como las provincias y municipios demandados, constituyan, de manera inmediata, un Comité de Emergencia Ambiental.

Ordenó, además, que el Comité adopte “medidas eficaces para la prevención, control, y cesación de los incendios irregulares”, en la región del Delta del Paraná, utilizando para ello las bases del “Plan Integral Estratégico de Conservación y Aprovechamiento Sostenible en el Delta del Paraná” (PIECAS-DP) de 2009.

La Corte Suprema consideró que existen “suficientes elementos para tener por acreditado que los referidos incendios, si bien constituyen una práctica antigua, han adquirido una dimensión que afecta a todo el ecosistema y la salud de la población”.

A la vez, el máximo tribunal del país indicó que “no se trata en el caso del juzgamiento de una quema aislada de pastizales, sino del efecto acumulativo de numerosos incendios que se han expandido por la región, poniendo en riesgo al ambiente”.