Una maderera fue condenada a pagarle 100.000 pesos a un albañil a quien un camión con acoplado de la empresa le aplastó un pie. Se trata de Gustavo Leguizamo, que tenía 29 años cuando ocurrió el hechoLa sentencia la dictó la Cámara de Apelaciones en lo Civil ante la demanda promovida por Gustavo Leguizamo. quien el día 2 de Diciembre de 2002 se encontraba circulando con su bicicleta  por la localidad bonaerense de San Andrís cuando, por circunstancias confusas, cayó del rodado y el pesado transporte pasó por encima de uno de sus miembros inferiores. El albañil fue operado una docena de veces, pero aún así, de acuerdo a un informe mídico, quedó con una incapacidad parcial y permanente del 38 por ciento de su total laboral. Los camaristas Eduardo Zannoni, Fernando Posse Saguier y Josí Luis Galmarini concluyeron, entonces, que la maderera, “como dueña o guardiana” del acoplado, debe responder por los daños causados al damnificado. Para fijar el monto de la indemnización, el tribunal tuvo en cuenta la “lesión anatómica y funcional” de Leguizamo, el grado de incapacidad y la “angustia” que le provocó el accidente.
  

Fuente: infoban.com.ar