El viceministro de Salud bonaerense, Nicolás Kreplak, desestimó hoy una eventual flexibilización del aislamiento ante la pandemia después del 17 de julio e indicó que “se pueden liberar actividades pero algo muy organizado”.

El funcionario de la provincia de Buenos Aires se refirió así a la etapa posterior a la cuarentena estricta que se estableció desde el 1 hasta el 17 de julio ante el crecimiento de la curva de contagios de coronavirus en el conurbano bonaerense y la ciudad de Buenos Aires.

“Después del 17 no podemos liberar mucho”, advirtió Kreplak en declaraciones radiales, al tiempo que explicó que “no hay datos epidemiológicos fuertes para decir que uno puede soltar mucho, sí llegar a liberar un poquito, pero muy organizado”.

En este sentido, agregó: “Todavía no llegamos al pico, probablemente en los próximos días lo veamos y empiece a disminuir la cantidad de casos”.

El viceministro de Salud alertó sobre el crecimiento de la ocupación de camas de terapia intensiva y destacó que el pasado jueves se inauguró “el centro de aislamiento de Tecnopolis”.