El gobernador bonaerense, Axel Kicillof, sostuvo que es “bastante optimista” sobre el resultado de la actual fase de aislamiento más estricto en el área metropolitana de Buenos Aires y que los números actuales “son contagios previos a una cuarentena más fuerte”.

“Soy bastante optimista con el acatamiento de la cuarentena más estricta: se ha reducido, según todos los indicadores, la movilidad”, señaló Kicillof, al tiempo que indicó que los resultados de las medidas que se toman ante el coronavirus se observan luego de “un tiempo bastante largo, de diez o quince días”.

El mandatario subrayó en declaraciones radiales que “si hay una correlación directa y una consecuencia que tiene la baja de movilidad, es la baja de contagios”, y explicó: “Eso todavía no se observa porque lo que estamos viendo hoy en los tests, son contagios que ocurrieron en los últimos días previos a una cuarentena más fuerte”.

“Siempre tenemos expectativas de que esta medida más fuerte tenga un efecto sobre los contagios que siguen creciendo porque la movilidad y la circulación del virus venía creciendo durante la cuarentena”, abundó el gobernador.

Al respecto, destacó que con el inicio de la nueva fase del aislamiento social, con mayores restricciones que las de etapas anteriores, “eso es lo que se evitó y se espera que los resultados sean más determinantes”.