Los representantes de la industria del turf de todo el país están llamando a un banderazo en reclamo de la reanudación de las competencias, principal fuente de ingresos de la actividad que da trabajo a medio millón de personas.

La convocatoria es para el próximo viernes 12 de junio a las 11 en la puerta de todos los hipódromos y pistas del país.

El reclamo apunta a la reanudación de las competencias, “con el fin de abonar los sueldos de aquellas personas que están siendo afectadas por la cuarentena del COVID-19 y poder mantener a sus caballos en condiciones óptimas sin endeudarse” indicaron los organizadores en un comunicado.

Los hipódromos debieron suspender las actividades competitivas -no así las de entrenamiento que se reanudaron luego- desde que inició la cuarentena a mediados de marzo, cuando se disputaron las últimas carreras, en muchos casos sin presencia de público, antes del inicio del aislamiento social, preventivo y obligatorio decretado por el gobierno nacional por la pandemia de Covid-19.

Según adujeron, “la industria del turf no es sólo competencias, engloba alrededor de 675 mil personas (según censo realizado en 2017). Arranca desde el haras, la avena, la talabartería, el herrero, los peones, los patrones, los jockeys, vareadores, transportistas y el propietario” todas ellas exceptuadas de la cuarentena salvo las carreras.