El gobernador Axel Kicillof recibió este mediodía en La Plata a intendentes de la primera sección electoral para analizar la situación epidemiológica y financiera de cada distrito. Estuvo acompañado por el jefe de Gabinete, Carlos Bianco, el secretario General, Federico Thea, el ministro de Infraestructura y Servicios Públicos, Agustín Simone, y la ministra de Gobierno, Teresa García.

Ayer Kicillof dio por saldada las diferencias que surgieron la semana pasada con algunos jefes comunales de la oposición por la flexibilización de la cuarentena y la atribuyó a “un clamor aperturista inscripto en una discusión política”.

Kicillof ratificó además que en junio continuará la asistencia financiera a los municipios para que puedan mantener su nivel de actividad y para el pago de salarios y el medio aguinaldo.

Participaron las y los intendentes: Ariel Sujarchuk (Escobar), Leonardo Nardini (Malvinas Argentinas), Fernando Moreira (San Martín), Juan Andreotti (San Fernando), Federico Achaval (Pilar), Julio Zamora (Tigre), Lucas Ghi (Morón), Juan Zabaleta (Hurlingham), Alberto Descalzo (Ituzaingó), Gustavo Menéndez (Merlo), Marcelo Sartori (Gral. Las Heras), Leonardo Boto (Luján), Ricardo Curutchet (Marcos Paz), Juan Ignacio Ustarroz (Mercedes), Santiago Maggiotti (Navarro), Mariel Fernández (Moreno) y Mauro García (Gral. Rodríguez).

En tanto hoy sostuvo que hay “una etapa de crecimiento más veloz de contagios” por coronavirus y, tras aclarar que no habrá más flexibilización de actividades, alertó que se entra en un período de revisión del aislamiento para mitigar la propagación de la enfermedad.

“No autorizamos más actividades sino al revés. Crecen los contagios y no hay más flexibilización; hay menos porque tenemos que cuidar a todo el mundo”, dijo hoy el mandatario provincial en conferencia de prensa en La Plata, en la que anunció una ayuda financiera de unos 400 millones de pesos mensuales a las 190 clínicas y sanatorios privados que existen en territorio bonaerense.

Advirtió que “hay que ser prudentes” porque la cantidad de contagios por coronavirus en el Área Metropolitana Buenos Aires (AMBA) “está creciendo” en los últimos días y dijo que “no se puede actuar como niños caprichosos” frente al virus.

“La ocupación de camas va aumentando”, dijo Kicillof, y sostuvo que “si no tomamos las medidas necesarias de aislamiento, si nos relajamos y bajamos los brazos no importa qué hayamos hecho para preparar el sistema de salud porque nada alcanzará”.

Remarcó que “estamos en una etapa de crecimiento más veloz de contagios” y adelantó que “seguro que entramos en una etapa de revisión” del aislamiento social.

“Tendremos que acostumbrarnos a flexibilizar y endurecer” dijo Kicillof, quien aclaró que en la provincia “hay dos realidades muy distintas entre el AMBA y el interior, donde hay zonas de baja circulación o nula”.

En los 40 municipios del AMBA rige la Fase 3, en la que se exceptúan las industrias con protocolos establecidos, con control de temperatura en el ingreso de los trabajadores, con transporte proporcionado por la empresa y con funcionamiento con personal local.

Solo se permiten las actividades comerciales y de servicios minoristas, no mayoristas -en negocios de cercanía-, no en avenidas comerciales ni en centros abiertos o cerrados; mientras que los locales de ropa y calzado sólo pueden atender con modalidad “take away” o en la vereda y los clientes no podrán probarse los artículos.

En los municipios fuera del AMBA que cuentan con casos positivos en los últimos 21 días, rige la Fase 4, en la que además de lo habilitado en la Fase 3 se permite la construcción privada, servicio doméstico y de mantenimiento hogareño, sólo con personal local.

Esos distritos pueden habilitar además las salidas recreativas con uso de tapabocas obligatorio, en espacios abiertos, con una distancia de 500 metros de domicilio y las reuniones de no mas de diez personas.

Las comunas fuera del AMBA que no cuenten con casos en los últimos 21 días entrarán en Fase 5, al sumar la habilitación de los comercios de gastronomía abiertos al público con protocolo, distancia preventiva dentro del local, una capacidad ocupada que no supere el 50% del total, con registro de clientes y con la obligación de que todas las mesas deben tener disponible solución alcohólica al 70% para higiene de manos.

Además, sumarán actividades deportivas y de esparcimiento con distanciamiento físico, sin público, con registro de asistentes, protocolo y desinfección de los elementos de uso común luego de cada uso.