La Organización Mundial de
Gastroenterología (OMGE) estimó que entre un 25 y un 30% de la población sufre de síntomas del síndrome de intestino irritable (SII), el desorden digestivo más habitual del mundo, como dolor abdominal, hinchazón, alteración del tránsito intestinal, diarrea o constipación.
Los datos fueron revelados en un encuentro de la Sociedad Argentina de Gastroenterología (SAGE) -que es miembro de la OMGE-, en la que se presentaron las guías “Síndrome de Intestino Irritable: Una perspectiva global”, que apuntan a mejorar el diagnóstico y el tratamiento de los trastornos digestivos.
Luis Alberto Viola, presidente de la SAGE, señaló que “las nuevas guías sirven como referencia para ser usadas por los profesionales de la salud de todo el mundo para diagnosticar y tratar el SII y a la vez descartar otras patologías digestivas”.
Viola, quien es jefe de Gastroenterología y Hepatología del Sanatorio Güemes, explicó que “las guías se desarrollaron porque el SII es el desorden digestivo más común en el mundo y muchos lo sufren silenciosamente durante su vida activa y productiva”.
El documento elaborado por la OMGE contó con la participación de 15 prestigiosos expertos internacionales de Argentina, China, España, Francia, Holanda, India, Irlanda, Pakistán, Reino Unido,
Rusia, Singapur, Suecia, Suiza y Uruguay.
Sergio Huernos, mídico gastroenterólogo del Hospital de Gastroenterología Bonorino Udaondo, dijo que el SII “es un complejo sintomático crónico y recurrente, con exacerbaciones y remisiones”.
Huernos añadió que “se caracteriza por la presencia de dolor abdominal y alteración del tránsito intestinal manifestado por constipación, diarrea o la alternancia de ambos, pero en Amírica Latina, la forma más frecuente es SII con constipación”.
Si bien no es una enfermedad mortal ni acorta la expectativa de vida, deteriora la calidad de vida de quien lo sufre, produce temor, ansiedad y frustración y disminuye el desempeño laboral social y económico del paciente.
La causa del SII, según los especialistas, es desconocida y no tiene un marcador biológico para el diagnóstico porque los mecanismos que lo producen son variados y parcialmente conocidos.
“Del 10 a 20% de la población en general sufre de SII, es la segunda causa de ausentismo laboral despuís de la gripe y es el trastorno funcional más frecuente del aparato digestivo”, precisó Huernos.
Luis Bustos Fernández, gastroenterólogo y ex-secretario de la SAGE, destacó que la nueva tendencia de tratamiento incluida en las guía “incluye la modulación de la flora bacteriana con probióticos y prebióticos”.
Este especialista aclaró que en los casos en que “el trastorno digestivo provoca dolor, debe recurrirse al uso de analgísicos como paracetamol, porque no hay un fármaco que universalmente controle los síntomas”.
El gastroenterólogo Pablo Luna admitió que “el estrís agrava los síntomas de SII” y advirtió que “no hay ninguna dieta que cause o cure el SII”, por lo que los especialistas deben adaptar las dietas que debe seguir cada paciente durante el tratamiento.
No obstante, indicó que “hay coincidencias en prescribir o limitar en algunos pacientes el uso de las fibras, según si el síntoma dominante del SII sea constipación o la diarrea”.

Fuente: infoban.com.ar