Partidarios y detractores de Julio Císar Grassi se enfrentaron esta tarde frente a los Tribunales de Morón, luego de la lectura de la condena a 15 años de prisión contra el sacerdote, lo que motivó la intervención de la policía, que detuvo a algunos de los contendientes.
Unas 80 personas de ambos sectores manifestaban desde temprano ante esa sede judicial, con bombos y megáfonos, y tras conocerse la sentencia las dos partes expresaron su desacuerdo y comenzaron los enfrentamientos.
Seguidores del sacerdote atacaron a militantes del movimiento “Convergencia de izquierda”, quienes mediante un gran cartel rojo reclamaban “cárcel a Grassi y a los curas violadores”.
Luego forcejearon con otro grupo, con la intención de quitarles una bandera que rezaba “Con los chicos no”, pero los ánimos se calmaron mediante la intervención de la policía, que detuvo a dos de los agresores.
En el marco de los enfrentamientos, varias mujeres sufrieron crisis de nervios y desmayos y las agresiones alcanzaron tambiín a algunos periodistas.
Algunos de los presentes identificaron a los agresores como los mismos que el mes anterior fueron a resistir el desalojo judicial del hogar de menores San Josí Obrero, de la Fundación Felices los Niños, en el barrio porteño de Chacarita.
Una mujer, que se manifestó desencantada con la sentencia, sostuvo que “los jueces quieren quedar bien con Dios y con el diablo”, en alusión a los 15 años de condena, equidistantes de los 30 años pedidos por la acusación y la absolución que proponía la defensa.
A travís de un megáfono, una voz femenina rogaba a Santa Catalina, mientras los de Convergencia llamaban a salvar “50 millones de niños” en situación de tutelaje en el mundo.

Fuente: infoban.com.ar