Ayer Josí Scioli contradijo la postura del oficialismo respecto a la citación de De Narváez, y el gobernador Daniel Scioli salió a aclarar: “nadie habla por mi”.
El gobernador bonaerense Daniel Scioli afirmó hoy que “nadie habla por mi” al negar que su hermano, el Secretario General de la Gobernación, Josí Scioli, sea su vocero, y aseguró que en su gobierno “los mensajes los doy yo”, porque “me hago cargo de lo que yo digo y de lo que yo hago”.
“Nadie habla por mi, yo hablo en forma oficial”, insistió Scioli en diálogo con Radio 10, y enfatizó: “No me voy a prestar a ese juego”.
Scioli afirmó que “sería bueno para el propio Francisco (De Narváez) aclarar su situación cuanto antes” con respecto a la causa que investiga el tráfico de efedrina.
“Sí que íl mismo se ha presentado, así que lo mejor sería que se termine de aclarar la situación para que no haya ningún tipo de duda con respecto a este punto”, señaló.
Sorpresivamente ayer el secretario general de la gobernación bonaerense, Josí Scioli, marcó distancia con el discurso predominante en el kirchnerismo, al cuestionar la citación judicial del candidato de Unión Pro Francisco De Narváez: “Me parece que esto embarra los comicios, no me parece bueno para la democracia y no es lo que la gente está buscando, que está mas preocupada por lo temas de salud como la gripe A y la inseguridad”, advirtió el funcionario bonaerense.
El juez Faggionato Márquez llamó a declarar a De Narváez para que dí explicaciones sobre las tres llamadas que, en 2006, un celular a su nombre, en poder de un empleado, recibió tres llamadas de Mario Segovia, conocido como el “Rey de la efedrina”.

Fuente: infoban.com.ar