El Colegio de Abogados elevó el pedido a los intendentes de Vicente López, San Isidro, San Fernando, Tigre y Pilar, acompañado por un protocolo a fin de compatibilizar el aislamiento sanitario con las exigencias de la prestación del servicio de justicia.

Desde el inicio de la pandemia por Covid-19 vienen alertando respecto a la necesidad de sostener el funcionamiento de la justicia y que ésta dé un paso adelante para ponerse a tono con las necesidades actuales. En las últimas semanas, paulatinamente y mediante sistemas tecnológicos se fue retomando parte de la actividad en los tribunales, y desde el 6 de mayo  corren los plazos para las presentaciones, por lo que el Colegio de Abogados de San Isidro busca dar respuesta a una necesidad concreta para la recta administración de justicia en un marco seguro.

 

“Ello nos exige y obliga necesariamente a acudir a nuestros estudios para la búsqueda de legajos, material, documentos y consultas de doctrina” explicó el Dr. Santiago Quarneti, presidente del Colegio de Abogados de San Isidro en la misiva que envió a los intendentes Jorge Macri, Gustavo Posse, Juan Andreotti, Julio Zamora y Federico Achával, solicitando que arbitren “las medidas pertinentes y que estén a su alcance para que se autorice a los abogados y abogadas a concurrir a prestar una actividad mínima y de atención al cliente en sus estudios”.

 

Para ello el CASI acompañó la petición de liberación del tránsito de sus matriculados con un riguroso protocolo sanitario que les permita concurrir a prestar una “actividad mínima y de atención al cliente” en sus estudios, en un horario reducido.

 

Tras el anuncio de las nuevas condiciones de la cuarentena en la Argentina que encabezó este viernes el presidente Alberto Fernández, el intendente de San Isidro Gustavo Posse sostuvo en el programa “Intratables” que el pedido de sus colegas abogados para poder transitar hasta sus estudios y el protocolo que proponen para ello es “algo lógico… el abogado tiene que estar en contacto con sus clientes”.

 

Asimismo el jefe comunal sanisidrense consideró que es fundamental que los abogados “puedan atender respetando la norma sanitaria, de a uno, a cada uno de sus clientes”.

 

En esa misma línea el proyecto de Protocolo Comercial elaborado en Tigre en conjunto con las cámaras comerciales del distrito tiene el visto bueno del intendente Julio Zamora para incluir a la abogacía -entre otras profesiones- entre las actividades a flexibilizar en el marco de la cuarentena.

 

Dicho protocolo de seguridad e higiene para la reapertura administrada de negocios minoristas y actividades profesionales ya fue presentado por la comuna ante el Gobierno de la Provincia de Buenos Aires, que ahora deberá evaluarlo y definir su aprobación.