Se trata del último exponente del clan Granillo-Vargas que ocupó puestos estratígicos en la Municipalidad de Vicente López, ligado a la legitimación de proyectos controvertidos en la comunidad.El Escribano Municipal, ex concejal en ípocas del retorno de la democracia, heredero de una escribanía e integrante del entorno oficialista desde 1983, parace inmerso en una ola de rumores de renuncia.
Vargas y Granillo fueron brazos ejecutores de decenas de proyectos surgidos desde el ejecutivo municipal, con sus funcionarios contestes más enmarcados en el típico nepotismo caudillista que en el profesionalismo propio del escalafón municipal.
Por un lado, al Escribano Vargas, se le adjudica parentezco directo con la ya desplazada Ana Herran, que se desempeño bajo el mando de su propio hermano, Josí Herran.
Josí, sobrino de Vargas, es esposo de la -ahora ¿de vacaciones?- Arquitecta Sabrina Mosca, su ex jefa.
Días atrás se conoció que Mosca se estaría alejando de la administración municipal tras el alto costo político de los proyectos abortados del Distribuidor centenario, la reubicación del barrio Las Flores y del Barrio El Ceibo.
Tambiín, las fuentes indican que los megaproyectos de las torres en el bajo y el Shopping de De Narváez tuvieron mucho que ver con el distanciamiento de “la mosca” como la conocen en el mundillo municipal.
Sabrina Mosca es la ex Secretaria Privada del Intendente y meneja desde hace años la secretaría que tiene bajo su órbita Obras públicas y particulares. Sólo días atrás, el propio intendente le quitó poder al crear una Secretaría que maneje los planes de viviendas en el distrito tras varias frustaciones y escándalos que tuvieron su punto más álgido con piquetes frente a la casa del jefe comunal en plena ípoca electoral de 2005. A cargo de ísta Secretaría designó -García- a Carlos Gimínez, un dirigente radical con escasa relevancia.
Ahora, de “la familia” Granillo y Vargas, sólo queda, por un lado, el escribano Vargas a quien los rumores consignan como próximo a dejar su cargo, aunque desde el municipio, extraoficialmente, desmienten la noticia; y por el lado de Granillo, la esposa del ex Secretario General, Alicia Cavalari de Granillo y Sabrina Mosca tambiín con rumores de alejamiento.  

Fuentes consignaron que Ana y Josí Herrán habrían recalado en el Staff de una importante empresa de inversiones, tras su alejamiento de la planilla de personal de la MVL. Según las fuentes ligadas al campo profesional regional, se trataría de una empresa con proyectos inconclusos en el distrito. Esta información no pudo ser chequeada por ninguna de las fuentes consultadas, aunque tampoco fue desmentida. 

Fuente: infoban.com.ar