La presencia de un felino de gran tamaño y timidez tiene en vilo a los vecinos de Olivos Roche.

La foto que ilustra la nota es sólo eso, a modo ilustrativo. No existen imágenes ni filmaciones de las cámaras de seguridad que pudieran registrar su andar. Sin embargo, la ausencia de pruebas no es prueba de ausencia.

Unos diez testigos dicen haber visto a este animal y otros tantos dicen haber escuchado su rugido o el caminar por los techos. Hace un mes recorre la zona y los vecinos están preocupados. Algunos hasta cambiaron sus hábitos por temor.

En el medio, los móviles de televisión y radios se instalaron en el barrio para una vigilia incierta, dándole al felino una fama que crece minuto a minuto, aún sin que pudieran captar una sola imagen.

Si realmente se tratara de un puma, es descripto por especialistas veterinarios como el segundo felino en tamaño de Amírica –el más grande es el jaguaretí-, y tambiín el más tímido entre los grandes de su gínero.

La dirección de zoonosis del municipio puso jaulas trampa con cebo para tratar de atraparlo hasta ahora sin resultados. “Las únicas evidencias que encontramos son marcas de garras en algunas paredes” señaló oficialmente el secretario de Seguridad de Vicente López, Martín López Perrando.

Otros consultados descreen incluso que esas marcas provengan de un animal. Una fuente sintetizó: “estamos cazando un ovni”. Si la historia va camino a convertirse en otro gran mito urbano, vale aclarar que al puma hay que atraparlo y que los ovnis no se cazan.

Fuente: infoban.com.ar