El médico personal de Diego Maradona, Leopoldo Luque, aseguró hoy que se estaba “evaluando” el alta clínica del entrenador de Gimnasia y Esgrima La Plata, quien había sido operado de un hematoma cerebral.

“El alta puede ser mañana o pasado. Estamos hablando con la familia y todos están de acuerdo en sacar a Diego adelante”, señaló Luque a la prensa en la puerta de la Clínica Olivos.

En ese sentido el facultativo indicó que Maradona, de 60 años, “está con ánimos de irse”, y por eso no solo él, sino también los médicos del nosocomio en donde está alojado evalúan darle el alta.

“Por ahora Diego está muy bien”, expresó Luque, quien evitó pronunciar sobre el lugar de destino de Maradona tras abandonar la clínica.
.
Alarma por un caso de Covid-19.
.
La aparición de un caso de coronavirus en el mismo piso donde está internado Maradona obligó a restringir sus visitas y aumentar los cuidados, mientras se recupera de la cirugía en la cabeza por un hematoma subdural que se le practicó la semana pasada.
En ese sentido Luque comentó que “Covid-19 hay en todas las clínicas, pero lo importante es que Diego esta bien”.
Por la mañana el médico se refirió a cómo había pasado las últimas horas el “Diez”, y reconoció que el astro estaba “enojado” por el agónico empate que sufrió su equipo Gimnasia y Esgrima La Plata ante Vélez, por la segunda fecha de la Copa de la Liga Profesional.

“Hablé con él, está bien, estaba enojado porque le empataron a Gimnasia en una jugada tonta”, reveló escuetamente Luque, a los periodistas.
Más temprano, quien estuvo visitando a Maradona en la clínica fue su abogado Matías Morla, que se limitó a asegurar que sigue “muy bien”.

Asimismo, poco antes de las 9:00, quien ingresó al centro asistencial del norte del conurbano bonaerense fue Dalma Maradona, una de las hijas del campeón del mundo de México 1986 con la Selección argentina.

El domingo, sin ser un parte médico oficial, el doctor Luque había afirmado que Maradona “está cada día mejor” y que “es increíble la recuperación”, aunque señaló que “la idea es que no se vaya” este lunes de la Clínica Olivos.

Maradona continuaba internado en la Clínica Olivos donde fue intervenido de un hematoma subdural crónico en la parte izquierda de la cabeza, que le fue detectado tras una resonancia magnética.