La conmemoración no tuvo el brillo esperado, aunque no faltó la emoción. Puede haber sido toda una señal por parte del gobierno comunal, mostrar que la ípoca no es para tirar manteca al techo, y optó por hacer un acto modesto, económico. O tambiín pudo ocurrir que consideraron que cumplir cincuenta años de autonomía municipal no tiene gran significación y solo merece un acto protocolar. O simplemente les salió un acto deslucido porque lo planificaron mal.
Así y todo, en medio de la indiferencia y el desconocimiento de los vecinos comunes, una señora que salía de los cajeros del Banco Provincia le preguntó al cronista si la gente estaba reunida por la Fiesta de la Flor, se pudieron ver gestos emocionados cuando se descubrió el cofre que oficia de cápsula del tiempo.
Se aprovechó para agregar a lo que ya contiene desde 1989, nuevos mensajes de instituciones, objetos, cartas y testimonios, además de una botella de champagne, a los que dentro de 25 años se le volverá a agregar una nueva carga, para ser finalmente abiertos cuando se cumpla el centenario del Partido.
El intendente Sandro Guzmán estuvo acompañado por el ex intendente Fernando Valle, durante cuyo mandato se creó la ordenanza de la cápsula del tiempo, dato relevante fue la ausencia del otro ex intendente en vida, Silvio González, ya que Luis Abelardo Patti faltó con aviso.
Por la noche se realizó una velada de gala en el teatro municipal Tomás Seminari, donde se entregaron reconocimientos a unos 60 vecinos ilustres de las cinco localidades del distrito, o a familiares de algunos que ya no están. En algunos casos los reconocimientos son un acto de justicia que deberían ser reforzados, como en el caso de Alberto Ranne y varios más; en otros casos el premio resulta inexplicable, y faltaron los homenajes a enormes escobarenses como "Quique" Deppe, Blanca Buda, Tilo Wenner y la doctora Velazco, para no hablar de "Tono" Lambertuchi, ese hombre honesto que fue nuestro primer jefe comunal.
Ya se sabe que el pueblo argentino no es muy afecto a seguir las alternativas de la vida institucional municipal y local, que hay escobarenses que vienen a dormir, que prefieren los restaurantes de afuera, los cines de afuera, los teatros de afuera, los negocios de afuera, pero el cincuentenario merecía una serie de festejos con involucramiento de la comunidad, la Municipalidad no tiene plata, quedará para la próxima vez.

Fuente: infoban.com.ar