Finalmente el cura acusado de abuso sexual agravado por 17 casos, deberá somereterse a pericias físicas. El Tribunal Oral Criminal N 1 de Morón dispuso hoy aceptar parcialmente el examen físico al cura Julio Císar Grassi, acusado de abuso sexual y corrupción de menores, pedido por la querella, informaron fuentes judiciales.
El sacerdote anticipó hoy antes de ingresar a los tribunales de Morón que rechazará la medida por considerarla "humillante".
"Si me hacen el examen físico será un acto invasivo sobre mí, sólo para humillarme, para hacerme sentir mal", dijo Grassi hoy al ingresar a la última audiencia de la octava semana de juicio.
Esta tarde se espera que el Tribunal Oral Criminal N 1 de Morón resuelva si dará lugar al pedido de la querella de realizar una pericia física sobre el cuerpo del cura.
Julio Grassi anticipó que si finalmente la revisación no se realiza, íl va a demostrar "cómo es que en seis años de convivencia, a travís de diferentes actividades, algunas personas pueden afirmar que yo tenga tal o cual característica física".
El abogado querellante Juan Pablo Gallego señaló en cambio que la negativa de Grassi a someterse al examen físico obedece a que el acusado "busca ocultar las pruebas, cuando ya está contundentemente acreditado que íl ha sido el victimario de estos jóvenes".

Fuente: infoban.com.ar