Veintinueve personas murieron este lunes, la cifra más alta registrada en un día desde que comenzó la pandemia.

En tanto hoy martes, el Ministerio de Salud de la Nación en su informe matutino reportó otros cinco nuevos fallecimientos por coronavirus en el país, lo que eleva a 698 la cifra de muertos por esta causa desde marzo pasado, con una tasa de mortalidad de 15,3 cada millón de habitantes.

En este marco, los habitantes de 18 provincias dejaron ayer atrás el “aislamiento social, preventivo y obligatorio” por el coronavirus y comenzaron a transitar una nueva etapa, de “distanciamiento”, en la que podrán tomar café en los bares, volver a la peluquería, practicar deportes y, en muchos casos, retomar sus empleos con los protocolos sanitarios que la pospandemia incorporó a la nueva normalidad.

En tanto, el aislamiento social, preventivo y obligatorio se extendió hasta el 28 de junio en el conurbano bonaerense, zonas de Córdoba, Chaco, Río Negro y Chubut y en la Ciudad de Buenos Aires, donde, donde no obstante se habilitaron este lunes actividades al aire libre, de 20 a 8 del día siguiente, y la apertura de comercios de cercanía de rubros como vestimenta y calzado.

Mientras, la etapa de aislamiento focalizado en el barrio Villa Azul, ubicado en los partidos bonaerenses de Quilmes y Avellaneda, comenzó hoy luego de 14 días de aislamiento comunitario que se instrumentó para contener el foco de contagios de coronavirus, se informó oficialmente.

La secretaria de Acceso a la Salud  Carla Vizzotti, dijo que el distanciamiento, que alcanza al 85 por ciento del país requiere de mucha coordinación entre las distintas esferas gubernamentales para “ir definiendo qué actividades se siguen retomando, con qué protocolos y monitoreando muy intensamente la situación epidemiológica”.

Asimismo, el Ministerio de Salud actualizó la definición de casos sospechoso de covid-19 y estableció cuatro criterios de identificación.

El primero, incluye a toda persona con dos o más de los siguientes síntomas: fiebre de 37.5 Cº o más, tos, dolor de garganta, dificultad respiratoria, falta de olfato o gusto (anosmia/disgeusia) sin otra enfermedad que explique completamente el cuadro clínico.

El segundo comprende a toda persona que presente “dos o más de los síntomas descriptos y requiera internación, independientemente del nexo epidemiológico”.

El tercer criterio indica que debe considerarse caso sospechoso a quien “sea contacto estrecho de caso confirmado de Covid-19 y presente uno o más de estos síntomas: fiebre (37.5°C o más), tos, odinofagia, dificultad respiratoria, anosmia/disgeusia de reciente aparición.

El cuarto incluye a todo paciente que presente anosmia/disgeusia, de reciente aparición y sin otra etiología definida y sin otros signos o síntomas.