El Tribunal Oral Federal 2 de San Martín rechazó la libertad condicional que había solicitado Carlos Saúl Díaz, uno de los secuestradores de Axel Blumberg que en 2004 participó de su ejecución luego de no poder cobrar el rescate, informaron hoy fuentes judiciales.

La decisión fue adoptada ayer por el juez Eduardo Farah, miembro del tribunal a cargo de la ejecución de la pena de los condenados de la causa, quien de esta manera coincidió con la opinión que brindaron Juan Carlos Blumberg, padre del universitario asesinado, y otras de las víctimas de la banda, cuando se opusieron al planteo.

Blumberg había presentado, a través de sus abogados Claudio Calabressi y Arturo Stanic, un escrito en el que se oponía por cuarto año consecutivo a las salidas transitorias y la libertad condicional de Díaz (33) y en el que menciona que todos los informes psicológicos y penitenciarios sobre el condenado eran “negativos”.

En el mismo escrito, señala que si hubiese sido mayor al momento del hecho estaría condenado a prisión perpetua y que en su caso el pronóstico de reinserción es “dudoso”.

Carlos es el menor de los hermanos Díaz involucrados en el hecho y por haber sido menor de edad al momento del hecho –tenía 17-, cumple una condena de 20 años de cárcel en vez de prisión perpetua, por secuestro extorsivo agravado por la muerte intencional de la víctima, entre otros delitos.

Su hermano mayor, José Jerónimo “El Negro” Díaz (39), condenado a prisión perpetua como presunto autor material del disparo que asesinó a Axel, también presentó el mes pasado un pedido pero de prisión domiciliaria por la pandemia del coronavirus.

Según las fuentes, entre los fundamentos enunciados por su defensa oficial, Díaz señaló que está detenido en la Unidad 7 del Servicio Penitenciario Federal (SPF) en Resistencia, Chaco, la tercera provincia con mayor cantidad de contagios de Covid-19 del país, detrás de la ciudad y de la provincia de Buenos Aires.

También argumentó una situación familiar vinculada a la necesidad de estar en su casa por una enfermedad de su esposa.

Fuentes del TOF 2 de San Martín indicaron a Télam que esta petición aún está pendiente de resolución.

Axel Blumberg (23), estudiante de ingeniería, fue secuestrado la noche del 17 de marzo de 2004, cerca de la casa de su novia en la localidad bonaerense de Martínez.

Su padre recibió llamados donde le pedían un rescate inicial de 50.000 pesos y luego bajaron las pretensiones a 14.500, que nunca fueron entregados porque la banda fue interceptada por la policía, hubo un tiroteo y escaparon en un auto blindado que le habían robado a otro secuestrado.

Los secuestradores planeaban liberar a Axel luego de ese tiroteo, pero el joven escapó del lugar donde estaba cautivo, en Moreno, fue recapturado y, como le vio las caras a sus captores, decidieron asesinarlo.

Además de los hermanos Díaz los otros dos condenados que aún permanecen presos por el caso son Martín “El Oso” Peralta (38), jefe de la banda, quien también cumple prisión perpetua y Sergio Damián Miño (32), otro que era menor al momento del crimen y fue sentenciado a 18 años de cárcel.

Según lo acreditado en el juicio oral y las confesiones de algunos miembros de la banda, Peralta y los dos dos hermanos Díaz fueron lo que llevaron a ejecutar a Axel al descampado de La Reja donde apareció asesinado el 23 de marzo de ese año, con un tiro en la sien derecha efectuado con un arma calibre .38.