Así lo indicaron tras el alta de Viviam Perrone, que permaneció ayer internada por la agresión que sufrió en horas de la mañana. Luego del episodio aseguró que va a “seguir hablando” hasta el final.La agrupación de “Madres del Dolor” presidida por Viviam Perrone, atacada a golpes en la puerta de su casa, en la localidad de Olivos, por un sujeto que le pegó en el estómago, anunció a partir de este repudiable hecho  la realización una marcha que se realizará el próximo viernes a las 17 en el Obelisco.
La mamá de Kevin Sedano, el chico que murió atropellado hace cuatro años en Sturiza y Libertador, partido de Vicente López, sufrió ayer un ataque intimidatorio y tuvo que permanecer varias horas en un centro asistencial, aunque dijo que a pesar de todo va a “seguir hablando” y denunciando a los responsables del deceso de su hijo.
La mujer, Vivian Perrone, fue atacada a golpes en la puerta de su casa, en la localidad de Olivos, por un sujeto que le pegó en el estómago.
Según denunció ante la prensa, previo al ataque había recibido repetidas amenazas telefónicas. En medio del ataque, la mujer intentó arrojarle en la cara a su agresor un spray que tenía en la guantera del auto y que le había regalado su padre, ante las reiteradas amenazas sufridas, pero ante un
nuevo golpe que recibió, el contenido del aerosol le afectó sus propios ojos.
Como consecuencia de la agresión, Perrone tuvo que ser trasladada al sanatorio de la Trinidad, de donde finalmente fue dada de alta por la tarde, en silla de ruedas y con los ojos tapados con gasas.
Perrone, quien preside la entidad que agrupa a madres de víctimas de diversos hechos de violencia, es mamá de Kevin, el adolescente de 14 a[os fallecido el 8 de mayo de 2002 tras ser atropellado en la localidad de Olivos, por un joven que luego del hecho escapó.
Al hablar con la prensa, tras ser dada de alta, la mamá de Kevin relató que en los últimos días había recibido llamadas telefónicas intimidatorias, en las que le decían que se “dejara de joder” o le preguntaban cómo se encontraba su hijo.
“Son unos cobardes, pero en realidad nunca pensí que iban a hacer algo así”, dijo la mujer al referirse a quienes la amenazaron y a la persona que la golpeó
Pese al momento que pasó y a las advertencias telefónicas, la mujer enfatizó: “No sí cuáles son los planes de ellos, pero voy a seguir hablando hasta el final de mis días. Y voy a seguir nombrando a (Eduardo) Sukiassian”, el joven que conducía el auto que atropelló a Kevin.
Tambiín dijo que va a llegar “fuerte” hasta agosto, fecha en la que está previsto que se desarrolle el juicio oral por la muerte de su hijo. Cuando le preguntaron si a partir de este episodio pediría una custodia especial, Vivian respondió: “No quiero una custodia especial. Ya tengo rejas y tengo alarma. Y tengo a mi hijo bajo tierra. No quiero que mi otra hija viva así”.
El domingo,  un día antes de cumplirse un nuevo aniversario de la muerte de Kevin, se había realizado una marcha en el Obelisco porteño para recordar al menor, la cual estuvo encabezada por Perrone y por integrantes de las asociaciones Madres del Dolor, Comisión de Familiares de Víctimas Indefensas de la Violencia Social Policial Judicial e Institucional (Cofavi) y familiares de víctimas de accidentes de tránsito.
En tanto, cuando recordó el hecho, Vivian sostuvo que la persona que la atacó, mientras se le acercaba, le gritó: “te dijimos que te callaras la boca”, y tras ello le dio “una patada en el estómago”.

Fuente: infoban.com.ar